Riesgo EN EL AIRE DE PACHUCA 

-Alerta sobre la presencia de cuatro contaminantes a los cuales la población de la zona metropolitana está expuesta diariamente; Implementar un programa de sustitución de unidades vehiculares obsoletas por unidades con tecnología cero emisiones

GREENPEACE

Aldo Falcón

Insiste Greenpeace México en que el aire de la zona Pachuca presenta altos niveles de contaminantes, los cuales pueden representar un riesgo para la salud.

Presentó este organismo el “Manifiesto de la Revolución urbana”, en el cual da a conocer los resultados de un monitoreo en el aire, con cuatro contaminantes, a los cuales la población está expuesta diariamente.

La organización realizó un monitoreo del aire de julio a septiembre en las regiones más contaminadas del país entre ellas la zona metropolitana de Pachuca, para saber el nivel de exposición que  tiene la población, donde se dio a conocer que incumplen al menos una norma de calidad del aire 33 días del año, al rebasar los límites de contaminantes.

En este ejercicio se midieron: ozono, PM 10 (pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, metales, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro aerodinámico es menor que 10 micrómetros [µm], PM 2.5 y monóxido de carbono, que están relacionados con la quema de combustibles fósiles.

CASO LOCAL. De acuerdo con este manifiesto, en esta región de Hidalgo existe una población de 557 mil 93 habitantes, de los cuales el 42.5 por ciento (%) viajan en transporte público 25.5% en vehículo particular el 30% en medios no motorizados, además se registró que el 75% de los viajes al trabajo y el 91% a la escuela se realizaron a pie, en bicicleta y en transporte público.

En estos monitoreos se llegó a la conclusión de la necesidad de implementar acciones para ser incluidas en los compromisos públicos de los gobiernos estatales y en este caso municipales, como: *Reordenar todas las rutas de transporte público, que permita tener una mayor cobertura total para lograr una eficiencia en el transporte.

Implementar un programa de sustitución de unidades vehiculares obsoletas por unidades con tecnología cero emisiones.

*Consolidar una red más amplia de transporte que integre y articule las distintas opciones de movilidad desde los ámbitos infraestructurales, logísticos, tarifarios y de información a las personas.

*Transformar las calles tradicionales a calles completas para beneficiar a más del 80% de la población que utiliza modos de transporte público y no motorizado.

*Construir redes ciclistas regionales sobre vialidades primarias para convertir los corredores de transporte estructurado en calles completas, identificando las intervenciones peligrosas, para crear pasos seguros para peatones y ciclistas.

*Orientar la peatonalización de algunas calles en los centros históricos de los municipios para bajar los índices de viajes realizados en automóvil promoviendo la movilidad sustentable.

 

DINÁMICA. Greenpeace menciona que todos los días se usa el transporte público o particular para trasladarse a la población a sus actividades cotidianas; sin embargo, la infraestructura e ideología sobre la que recae el sistema de transporte urbano parece tener una carencia grave de igualdad, previsión y eficiencia que se traduce en un desmedido parque vehicular que reclama más y más calles

Los monitoreos reflejan incrementos en los índices de contaminación con afectaciones incontrovertiblemente graves a la salud y a la progresiva deshumanización de la convivencia social diaria.

TERRITORIO. En Pachuca existe el sistema Tuzobús que atiende diariamente a 105 mil 981 personas, este transporte es alimentado de 24 rutas, lo que hace que las vagonetas y microbuses sean el modo más común de transporte, y suman un total de 4 mil 344 vehículos distribuidos en 112 rutas.

Asimismo los pachuqueños usan 19.6 kilómetro de ciclovías divididas en 8 tramos, de las cuales tienen 6 servicios de renta de bicicletas con 140 unidades, con un promedio de 2 mil 285 viajes diarios, a hospitales, escuelas y centros laborales.

En cuestión de vehículo per cápita, se registra un crecimiento anual promedio superior al 10% en los últimos 30 años, lo que hace que a nivel estatal la taza de motorización esté estimada en 364 vehículos por cada mil habitantes.