Cuidado con la ingesta excesiva de dulces: IMSS

– Recomienda Instituto Mexicano del Seguro Social no excederse con dulces o frituras en celebraciones

– Enfermedades dentales son las enfermedades no transmisibles más prevalentes del mundo: OMS

TEMPORADA

Redacción

En celebraciones culturales, como lo fue Día de Muertos, es común que los menores coman más dulces que de costumbre, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda tener cuidado con la ingesta excesiva de dulces o papas fritas.

Fue la nutrióloga del IMSS, en Hidalgo, Rita Barrera García, quien comentó que el consumo en exceso de dulces o frituras pueden favorecen al desarrollo de  alergias, debido a los endulcorantes, sustancias utilizadas que sirven para dar sabor, puede ser natural o artificial, pero en la mayoría de los dulces procesados son artificiales.

La ideal de azúcar para los infantes no debe sobrepasar  los 37 gramos al día, ya que en caso de excederse puede desarrollarse sobrepeso u obesidad, caries, dolores de cabeza, problemas al dormir, así como hiperactividad.

Mediante los cursos y talleres que se realizan en los grupos de ChiquitIMSS,  tanto en las instancias escolares como en las institucionales, se enseña a diferenciar entre la comida saludable y la que  hace daño, con ello los niños se convierten en promotores de la salud, que crecen con hábitos saludables.

La clave para tener una buena salud es comer una dieta balanceada,  con una variedad de alimentos y sobre todo realizar actividad física, hábitos  que se deben poner en práctica desde la infancia con el objetivo de que sean adultos sanos.

 

AZÚCARES LIBRES. Indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) que los azúcares libres contribuyen a la densidad calórica general de la dieta y pueden promover un equilibro calórico positivo.

Resalta que sostener el equilibrio calórico es fundamental para mantener un peso corporal saludable y asegurar una ingesta óptima de nutrientes.

Menciona que preocupa cada vez más que la ingesta de azúcares libres –sobre todo en forma de bebidas azucaradas– aumente la ingesta calórica general y pueda reducir la ingesta de alimentos que contienen calorías más adecuadas desde el punto de vista nutricional, ya que ello provoca una dieta malsana, aumento de peso y mayor riesgo de contraer enfermedades no transmisibles. También llama la atención la relación entre la ingesta de azúcares libres y la caries dental. Las enfermedades dentales son las enfermedades no transmisibles más prevalentes del mundo y, aunque en las últimas décadas se ha avanzado considerablemente en su prevención y tratamiento, persisten los problemas, que causan dolor, ansiedad, limitaciones funcionales (en particular asistencia a la escuela y rendimiento académico bajos en los niños) y desventajas sociales por la pérdida de dientes. El tratamiento de las enfermedades dentales es caro, pues consume entre el 5% y el 10% de los presupuestos de la atención de salud en los países industrializados, y excedería la totalidad de los recursos financie os disponibles para la atención de salud de los niños en la mayoría de los países de ingresos bajos.