Golpe a Grupo Sosa

Leonardo Herrera

En menos de un mes los diputados universitarios del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) sufrieron dos golpes, que los tienen en la antesala del fracaso del proyecto electoral que su líder moral se propuso hace más de un año cuando ganaron las elecciones en Hidalgo y desplazaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de la primera fuerza política.

Primero perdieron la presidencia de la Junta de Gobierno pese a intentos políticos e incluso legales por modificar la ley orgánica de la Cámara de Diputados, nada les alcanzó y por el contrario confirmaron que su poder está diezmado en el CEN de Morena y con el propio gobierno federal, que en más de dos ocasiones les demostró su rechazo.

Hoy enfrentan señalamientos de la Auditoría Superior del Estado por gastos sin justificar como la contratación de un grupo de asesores para elaborar la Ley de Ingresos del año pasado y están bajo revisión los pagos a grupos editoriales por campañas publicitarias de las que elevaron costos y los viáticos de al menos cinco legisladores, encabezados por Rafael Garnica Alonso.

Pero esto si esto pasa con los diputados locales del Grupo Universidad, con los federales esta semana se registró un extrañamiento que dio pie a proceso interno de Morena, cuando decidieron mediante la presentación de dos reservas a la reforma a la Ley de Instituciones de Crédito, proteger intereses de su líder moral, Gerardo Sosa.

Fue la diputada Lidia García Anaya, apoyada por cinco de sus compañeros, quien propuso modificar procedimientos para el bloqueo de cuentas bancarias por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), cuando la mayoría de la bancada “morenista” en el Congreso de la Unión respalda las medidas adoptadas por la Secretaría de Hacienda para combatir el lavado de dinero.

Esto provocó ya que en Morena busquen medidas que pudieran terminar con la expulsión de los legisladores por contravenir la agenda nacional del partido que llevó a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador y esto sería un golpe a las aspiraciones electorales de Sosa Castelán y su clan rumbo al proceso electoral municipal de 2020.

DE MI TINTERO. Considerados héroes los policías municipales que enfrentaron al hombre que tomó como rehenes a usuarios y empleados de Banamex el pasado 20 de octubre, hoy están en el olvido y con riesgo grave de salud, según sus familiares no reciben atención debida y fueron víctimas de negligencia médica… Que ya iniciaron las primeras encuestas por parte de la jefatura política del estado para medir a diferentes personas que buscan candidaturas al interior del estado.