Preparada la refinería tras los supuestos ataques cibernéticos

-Llamó a conservar la calma y prometió que no habrá nueva escasez de combustibles

-Por lo que no son necesarias las compras de pánico, como ocurrió hace varios meses

MIGUEL HIDALGO

Jocelyn Andrade

Tras el presunto ataque cibernético registrado a Petróleos Mexicanos (Pemex), la refinería “Miguel Hidalgo” tomó las previsiones necesarias para evitar alguna escasez en la distribución de combustibles.

Luego de que el pasado domingo la paraestatal informara que afrontó un intento de ataque cibernético, que afectó al menos al 5 por ciento de equipos de cómputo, la refinería de Tula se preparó con combustibles para evitar un desabasto.

Si bien los directivos de la paraestatal afirmaron que la producción y operación de la empresa no están comprometidas, testigos confirmaron que desde el pasado lunes por la noche arribaron a la refinería varias decenas de pipas con hidrocarburo extra para evitar cualquier desabasto.

Las fallas cibernéticas dañaron actividades de las sedes administrativas y terminales de almacenamiento y distribución de la compañía, al verse afectada la logística, pues los equipos de cómputo de la empresa presentaban un mensaje en el que se advertía que los archivos del ordenador fueron encriptados por un algoritmo y los discos de copia de seguridad formateados.

Las autoridades solicitaron a la población no entrar en pánico y no realizar compra de combustible si no es necesario, pues el abasto está garantizado y no ocurrirá lo de enero de este año, cuando varias ciudades presentaron escasez.

Asimismo pidieron no almacenar gasolina en bidones en casas habitación que no cuentan con medidas necesarias, pues esto puede ocasionar accidentes.

De acuerdo con Protección Civil existe un gran riesgo en transportar o almacenar gasolina en ese tipo de recipientes, pues reutilizar garrafas o garrafones destinados para otros productos, como lo son garrafones para agua, es sumamente peligroso, por lo que se sugirió a la población evitar incidentes.