Urge alcaldesa a entubamiento de un cuerpo de aguas residuales

ENFERMEDADES

Ángel Hernández

Continúa la problemática ambiental causada por el canal Tlamaco-Juandhó a su paso por Atitalaquia, expuso la alcaldesa, María Antonieta Herrera Jiménez, al indicar que el hecho de que el cuerpo de aguas residuales aún no sea entubado provoca múltiples enfermedades.

La mandataria lamentó que los padecimientos más comunes entre la población cercana al foco de infección sean renales, de piel y cancerígenos, por lo que señaló que una alternativa para erradicar los daños a la población sería entubar el cuerpo de agua negra, proyecto que se sale del presupuesto municipal.

Sin embargo, para consolidarlo emplazó a la Conagua a liberar recursos suficientes a fin de tapar dicho canal, obra en que el ayuntamiento se gastaría al menos 60 millones de pesos.

Cabe recordar que al llegar al gobierno en 2016 la alcaldía proyectó entubar el Tlamaco-Juandhó, al menos en el tramo que cruza por zona urbana en la cabecera municipal, trabajos que ejecutarían con los 16 millones de pesos que recibió el ayuntamiento por los derechos de vía del gasoducto ramal de Tuxpan-Tula de la termoeléctrica Francisco Pérez Ríos, de la CFE.

Sin embargo, la acción enfrentó un encarecimiento de presupuesto, puesto que la Conagua exigió características distintas a las iniciales, situación por la que se vino abajo.

Herrera Jiménez reiteró la petición de ayuda a la Conagua para que la población no siga enfermando.