¿Clase mundial?

Juan José Herrera

Hicieron llegar a quien esto escribe un documento donde personas que prefieren guardar el anonimato, por temor a represalias, exponen un grave problema que, de resultar cierto, pondría una vez más en aprietos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Hidalgo.

Resulta que prevalecen y aumentan las denuncias ante robos registrados a casas habitación y en predios particulares bardeados en colonias de Pachuca y Mineral de la Reforma como Ávila Camacho, Militar, Jaltepec, Río de la Soledad y Bulevares de San Francisco, donde supuestos trabajadores de dicha empresa estarían implicados.

El más reciente de estos hechos aconteció el viernes 25 de octubre del presente año, cuando cinco sujetos uniformados y en un vehículo que ostentaba los logotipos de la CFE invadieron un terreno para, supuestamente, cambiar medidores, pero de donde habrían extraído herramientas con un valor superior a los 10 mil pesos.

Sin percatarse de que en las inmediaciones del lugar había videocámaras de vigilancia, esta banda de cacos quedó registrada en sus fechorías, al igual que el modelo, color y placa de la unidad, proveniente del Estado de México.

Lo peor de todo es la evasión por parte de autoridades, pues según la narrativa de los acontecimientos, ya fue presentada también una denuncia ante el gerente de la comisión en Hidalgo, de nombre José Coello Maldonado, quien después de varias semanas no parece interesado en atender las demandas y ofrecer cuando menos información que permita confirmar o desmentir.

Son por demás conocidas las omisiones de la CFE con respecto a los malos servicios que ofrece, la prepotencia con que actúan (no todos) sus trabajadores ante algún reclamo y el largo tiempo que debe esperar cualquier ciudadano común para recibir una simple aclaración relativa a cobros excesivos.

Desde este espacio hacemos un llamado a las autoridades correspondientes y esperamos un pronunciamiento oficial que permita aclarar el tema y, en su caso, poner tras las rejas a los responsables; queda en prenda lo poco que quede del prestigio a la famosa “empresa de clase mundial”.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap