Sanear Río Tula para no detener beneficios en las comunidades

– Vecinos de esta demarcación se unieron para buscar soluciones concretas para rescatar este cuerpo de agua

– Lucha es por mejorar las condiciones de este emblemático cuerpo; agricultura y ámbito turístico

EN CHILCUAUTLA

Hugo Cardón

Representa el saneamiento del Río Tula uno de los proyectos más ambiciosos en Hidalgo; sin embargo, para esta tarea requieren varios de millones de pesos y el trabajo conjunto de los tres órdenes de gobierno.
En la región de Valle del Mezquital, Chilcuautla es uno de los municipios más interesados en sanear este torrente debido a los grandes beneficios que el afluente implica para sus comunidades: no sólo en el tema de la agricultura, también en lo turístico.
Hace unos cuatro años, un grupo de vecinos de esta demarcación se unieron para buscar soluciones concretas para rescatar este cuerpo de agua, el cual es utilizado por miles de campesinos para la irrigación de hortalizas, de ahí que pidieron el apoyo del ahora exalcalde Silvano Ramos.
Durante todo este tiempo han continuado la lucha por mejorar las condiciones de este río emblemático, labor que tiene una nueva esperanza con el Programa Integral de Restauración Ecológica de la región de Tula.

PROBLEMÁTICA QUE MATA.
Teodoro Maqueda García, uno de los promotores del saneamiento del Río Tula, reveló en su momento, que en 2008, que con estudios realizados por la Universidad de Chapingo detectaron 64 descargas de aguas negras sin tratar, esto tan sólo para la Presa Endho: a Ixmquilpan.
Pasaron más de 10 años desde que se realizó ese estudio, por lo no se no duda que el número de descargas aumentara de manera clandestina sin que haya un control sobre este tema por parte de las autoridades.
Dijo que para remediar parte del daño al ambiente requerirían, en ese entonteces, 64 plantas de tratamiento para aguas residuales, cuyos costos difícilmente pueden ser solventados por el estado.
Por tanto, desde Chilcuautla han hecho lo que corresponde, como: impulsar políticas que permitan rescatar este cauce natural, para ello a través del exalcalde Silvano Ramos se solicitó delimitar la cuenca del Río Tula  a fin de iniciar un proyecto de saneamiento de este afluente “considerado uno de los más contaminados del país”.
UNA NUEVA OPORTUNIDAD. El pasado 13 de noviembre fue presentado el Programa Integral de Restauración Ecológica de la Región de Tula, a la que fueron convocados presidentes y organizaciones de 12 municipios, entre ellos Chilcuautla.
En esta mesa de trabajo, donde se contó con la presencia del gobernador, Omar Fayad; y el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat federal, Julio Trujillo Segura; se destacó la demanda ciudadana que data de hace varios años, para la atención del agua, suelo y aire.
Se detalló que en estos 12 municipios, con más de 500 mil habitantes, representan el 8 por ciento (%) del territorio estatal, sitio donde coinciden las actividades industriales más contaminantes, como: la refinería, la termoeléctrica, cementeras y caleras.
Al mismo tiempo se reveló que la Presa Endhó contiene 182 metros cúbicos de agua, de los cuales el 77 % de los metales contenidos en los cuerpos es producto de los desechos de la refinería y la termoeléctrica, el resto son de descargas de los municipio que no cuentan con plantas de tratamiento.
Hoy con este nuevo programa habrá inversiones millonarias con las que se espera resarcir un poco el daño al medio ambiente, entre ellos, el Río Tula, del cual varios municipios del Valle del Mezquital viven.

APROVECHAMIENTO. Aun cuando este río es uno de los más contaminados que se tienen, sigue siendo uno de los recursos naturales más redituables para la región, pues de acuerdo con las Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales en Hidalgo unas 100 mil hectáreas de tierra son irrigadas con el agua de este río.
La irrigación es a través de los distritos de riego  03 de Tula y 100 de Alfajayucan, involucrando a un aproximado de 28 municipios de esta entidad federativa.
Aunado a lo anterior, hoy la rivera del Río Tula es aprovechada por algunos desarrollos turísticos que se encuentran en comunidades como Chilcuautla, Ixmiquilpan y Tasquillo, presentándolos como un atractivo para los paseantes.
En el caso Chilcuautla,  algunos desarrollos turísticos que aprovechan este cauce natural como un atractivo visual son el balneario de Tlacotlapilco y Las Positas; en Ixmiquilpan están Eco Alberto, Eco Maye, así como Puerta Oeste
En el caso de Tasquillo se encuentran La Florida, centro ecoturístico recién creado.