GRILLERÍAS

RASTRO

Se acaba la administración municipal de Pachuca y tras cuatro años, las autoridades no pudieron destrabar el problema del rastro. Promesas, proyectos y anuncios hubo, pero al final ni fue posible que la capital del estado contara con un lugar con todos los requisitos sanitarios y ello representa hasta la fecha que todos los comerciantes de cárnicos traigan sus productos de otras entidades. Más allá de que las autoridades no tuvieron capacidad de resolver un problema que afecta a todos los habitantes de la capital hidalguense, queda de manifiesto que las promesas de la actual administración fueron huecas. Casi al cierre de la administración de Yoli Tellería son más los problemas que generó y los que heredará, que las soluciones o beneficios que deja.

LINCHAMIENTO

En el fraccionamiento Los Tuzos la semana empezó con problemas, ya que vecinos, cansados de la delincuencia, ubicaron a una persona a quien supuestamente han visto cometiendo robos por lo que un grupo lo siguió y acorraló en una casa. Los molestos vecinos sacaron a este sujeto a la calle, lo golpearon y amenazaban con lincharlo porque están hartos de la delincuencia que aqueja esa zona. Cuando llegó la policía al lugar se negaban a entregar al supuesto delincuente y acusaron a las autoridades de simular acciones para garantizar la seguridad pero en realidad no hacen nada para combatir la delincuencia.

POSTES

Vecinos de Palma Gorda, en Mineral de la Reforma, cerraron el acceso a la localidad porque no quieren que se instalen ahí postes de energía eléctrica. Con tractores, camionetas, autos y otros vehículos, los inconformes bloquearon las obras y los accesos. Pidieron que los servicios se coloquen de otra forma y por tanto que se replantee todo el proyecto para la electrificación. La protesta sólo permaneció unas pocas horas cuando los inconformes y las autoridades correspondientes acordaron platicar para resolver esta controversia.