Reciben por fin el agua, luego de la contingencia

LABRIEGOS

Finalmente la noche del miércoles unos 7 mil campesinos empezaron a recibir de nuevo aguas residuales para regar cerca de 14 mil hectáreas de cultivos, tras 15 días de cierre del canal Alto Requena por el derrame de combustible de Pemex al interior de la infraestructura hidráulica, derivada de la explosión en la central de rebombeo de la petrolera de Juandhó.

Lo anterior fue confirmado por Mario Martínez, usuario de las aguas de riego, quien manifestó que existía molestia entre los labriegos debido a que no “les había caído el agua”, como lo comprometieron la Conagua y representantes del gobierno del estado y la federación desde el pasado lunes.

Dijeron que el jueves tenían pensado acudir a manifestarse nuevamente a las instalaciones regionales de la Conagua, para exigir se les echara el agua negra para regar sus cultivos, ya que más de 7 mil hectáreas estaban en riesgo por la falta del líquido, pero explicaron que en vista de que la tarde noche del miércoles les llegó el agua se desactivó la protesta.

La llegada de las aguas residuales a los campesinos también fue constatada por el delegado federal de la Secretaría del Bienestar en Hidalgo, Abraham Mendoza Zenteno, quien afirmó que el reparto del recurso hacia los comuneros fue posible gracias a una canaleta alterna al Alto Requena, que sortea el área de contaminación que impedía que el riego llegara a parcelas de municipios como Actopan.

Igualmente dijo que Pemex se encuentra en trabajos de limpieza del canal casi las 24 horas, “cuando el tiempo se los permite”. (Ángel Hernández)