Costaría menos sincrotrón que enfermedades, señala Carranza

 -Pormenorizó titular de Planeación importancia de contar con este proyecto

-Resultaría vital para detectar y solventar las problemáticas y males en México

FUENTE DE SABERES

Alberto Quintana

En tres años de la administración del gobernador Omar Fayad, más de 167 mil hidalguenses salieron de la pobreza, reiteró el titular de la Unidad de Planeación y Prospectiva de Hidalgo, Lamán Carranza Ramírez.

La preocupación del gobierno estatal por abatir este problema quedó demostrada al ser reconocido con el segundo lugar a nacional en el combate a la pobreza, en evaluación efectuada por el Coneval.

La pobreza genera una reacción en cadena, asociada con la carencia y dificultad de obtención de recursos, por lo que está estrechamente vinculada con la dificultad de obtención de alimentos nutritivos o alimentos simplemente.

Indicó que la región centro y sur de América viven un panorama que hace prioritaria la prevención y acción eficaz en contra de enfermedades, virus y epidemias.

En 2017 en México se registraron más de 700 mil defunciones, de éstas el 90 por ciento se presentaron por enfermedades y problemas relacionados con la salud.

Las tres principales causas de muerte en México son las enfermedades del corazón, diabetes mellitus y tumores malignos.

“Enfermedades que nos pueden afectar a todos sin importar ingresos o estatus social, el sincrotrón es una herramienta clave para enfrentar estos flagelos que castigan a nuestros pueblos, además permitiría enfrentar con mayor rapidez y menores costos amenazas epidemiológicas, como variantes de influenza, enfermedades de transmisión por mosquitos como dengue, chikungunya, entre otros”.

Un ejemplo de lo anterior fue lo ocurrido en 2009, la crisis de influenza que afectó al país, donde utilizó servicios del sincrotrón de Stanford para lograr una vacuna lo antes posible y abatir el virus AH1N1.

La Secretaría de Hacienda estimó que esta epidemia costó al país el 0.5 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), 5 veces más que el costo total del sincrotrón.

“Si México contara con las herramientas necesarias para combatir el virus, el país hubiera ahorrado costos y tiempos clave para la contención y combate de esta enfermedad”.