Buscan austeridad, dice Pérez

-Confirmó presidenta de la Junta de Gobierno reducción por 16 mdp

-A fin de redireccionar recursos para otros rubros, como la salud

TRAS DISCUSIONES

Rosa Gabriela Porter

Señaló la presidenta de la Junta de Gobierno, María Luisa Pérez, que el Congreso local abonará en los principios de austeridad, por lo que redujo 16 millones de pesos al presupuesto 2020, respecto a lo que ejerció en 2019, situación que no afectará aspectos administrativos, además informó que adquirirán 31 vehículos por un monto superior a 6 millones de pesos; es decir, el doble de la cantidad que significa su reciente mantenimiento anual.

Dentro del proyecto de presupuesto para el siguiente año, la Secretaría de Finanzas consideró 319 millones 163 mil 313 pesos para el Poder Legislativo; sin embargo, la coordinadora parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reveló que planteó una reducción de 16 millones de pesos, con ello apoyar al redireccionamiento de recursos para salud, educación o el campo.

Aclaró que tal decremento no implica afectaciones en salarios o partidas comprometidas respecto a servicios de personal, de igual forma incluyeron 1 millón de pesos para la restauración de los murales exteriores del recinto legislativo.

Cabe mencionar que al Congreso local etiquetaron 311 millones 774 mil pesos durante 2019, por lo que para el siguiente ejercicio fiscal tendrá, aproximadamente, poco más de 300 millones de pesos.

No obstante, Pérez Perusquía precisó que derivado de los recursos correspondientes al año en curso, determinaron la compra, mediante licitación pública, de 31 unidades móviles por un monto de 6 millones 667 mil 500 pesos, todos de la marca Nissan, año 2020, en cuanto a los modelos 23 tipo Versa, siete pick up y una camioneta estaquita, esta última para reponer la que robaron recientemente.

“Quiero destacar que son vehículos austeros, en ningún momento habrá adquisición de camionetas sofisticadas, no es la intención, sino más bien solucionar algo que ya es un problema”.

Esta flotilla sustituirá a los vehículos Gol VW Trendline y camionetas Amarok, actualmente a disposición de los representantes populares, ya que la diputada priista reconoció que muchos de ellos están en pésimas condiciones y la compostura representa un monto oneroso.

La Crónica de Hoy en Hidalgo publicó en diferentes ediciones que por mantenimiento de los 41 coches y camionetas que posee el Poder Legislativo, destinó casi 3 millones de pesos, modelos que datan desde 1998 al 2016, algunos para uso de diputados y otros para el personal diverso.

Durante 2018, así como el primer semestre de 2019, el Poder Legislativo erogó 2 millones 393 mil 376.35 pesos, relativos a los coches que asignaron a personal de servicios generales, presidencia y otros funcionarios, 537 mil 760.1 pesos y en cuanto a los vehículos de los 29 diputados, 1 millón 855 mil 616.25 pesos.

Por ello la presidenta de la Junta de Gobierno justificó la adquisición del parque vehicular que utilizan los 30 integrantes de la LXIV Legislatura, en tanto analizarán la intención de vender o subastar la flotilla antigua de unidades móviles, misma que data de hace cuatro administraciones.

“He solicitado de manera oficial una opinión técnica a la contraloría interna, una orientación para ver cómo es el proceso que debe seguirse, en esos vehículos ya están aquí sin moverse o que no tienen servicio; por ejemplo, la camioneta del diputado, Asael Hernández, está desarmada, no tiene sentido meter más recurso, en toda la flota hay vehículos en malísimas condiciones, otros que medianamente se defienden”.

La coordinadora parlamentaria “tricolor” subrayó que la intención de pedir una postura técnica para enajenar o desincorporar los coches, es que exista un proceso adecuado, transparente y público para la eventual venta de dicha flota.

“Independientemente si se decide vender ese parque vehicular viejo, debe haber un proceso de desincorporación, pero hemos pedido una orientación para saber el procedimiento más transparente, puede ser subastado como paquete completo con un costo, podemos pensar en la venta de la flota completa o ver la otra posibilidad de uno por uno, pero buscamos el proceso con mayor transparencia posible, que sea pública y oficialmente para evitar cualquier tipo de detalle”.