Más hidalguenses salen de la pobreza

Al cierre 2019, la administración actual ha presentado avances en creación de empleo, seguridad, salud y educación

SOPORTES

Redacción

Como resultado de las políticas públicas del gobernador Omar Fayad Meneses, entre 2016 y 2018, en Hidalgo salieron de la pobreza 167 mil 700 personas, de acuerdo con la Medición Multidimensional de la Pobreza del Consejo Nacional de Evaluación (Coneval). De hecho, el estado fue el segundo esfuerzo con mayor reducción en la pobreza en México.

Según la oficialía, la visión de política pública implementada por el mandatario, y coordinada a través de la Secretaría Ejecutiva de la Política Pública (SEPPE), que encabeza José Luis Romo Cruz, también permitió el despliegue de acciones que han dado como resultado, de acuerdo con el INEGI, que entre 2016 y 2018, Hidalgo registrara un crecimiento en el ingreso promedio de los hogares de 6.5%. Este resultado posiciona al estado en el quinto lugar nacional en crecimiento de los ingresos; por arriba de la Ciudad de México, Querétaro y Nuevo León.

De igual manera, a octubre de 2019, Hidalgo se posicionó como el cuarto estado con menor tasa de desempleo en el país, de acuerdo con el INEGI. Este resultado se debe al crecimiento económico y el dinamismo del mercado interno estatal; que ocupan el sexto y segundo lugar nacional, respectivamente.

La atracción de inversiones récord por más de 60 mil millones de pesos ha sido determinante para alcanzar dichos resultados. De hecho, en 2019, según la Secretaría de Economía, Hidalgo se posicionó en el sexto lugar nacional en mayor crecimiento en atracción de inversión extranjera directa.

Dicho desarrollo económico ha sido posible gracias a la paz y seguridad que caracterizan a Hidalgo. De acuerdo al Instituto para la Economía y la Paz, el estado es la quinta entidad federativa más pacífica del país. Además, las sanas finanzas estatales y el correcto manejo de la deuda les brindan certidumbre a los inversionistas que han apostado por Hidalgo. Hoy, por primera vez en sus 150 años de historia, Hidalgo tiene la mejor calificación crediticia del país: AAA estable, de acuerdo con Fitch & HR Ratings.

 

En materia de salud, la cobertura y el acceso inclusivo a los servicios han mejorado en el estado, así como su calidad. Por ello, Hidalgo está en el primer lugar nacional en atención a personas con discapacidad y el segundo lugar nacional en calidad de la atención de pacientes con diabetes, de acuerdo al Sistema Nacional de Información en Materia de Asistencia Social y al Índice de Calidad de la Atención de la Diabetes en México, 2019.

En la administración del gobernador Omar Fayad, la educación también ha avanzado. El principal objetivo en la materia ha sido evitar la deserción escolar. Entre los apoyos más importantes se encuentran la distribución de desayunos escolares, en los que el estado se encuentra en el sexto lugar nacional. La entrega de libros, útiles y uniformes escolares, desde educación básica hasta media superior, también han sido parte de la estrategia. Los resultados son favorables, hoy Hidalgo está en el segundo lugar nacional en escolarización y en menor porcentaje de deserción en educación secundaria, de acuerdo al INEGI.

Por otro lado, por la implementación satisfactoria de la reforma constitucional y la Ley del Sistema Local Anticorrupción, Hidalgo tiene el segundo lugar nacional en sistema anticorrupción interinstitucional, de acuerdo con el Semáforo Anticorrupción, 2019.

Finalmente, gracias al esfuerzo en el cuidado de los bosques, biósferas y reservas naturales, en 2019, Hidalgo se convirtió en el tercer estado del país con menor superficie afectada por incendios forestales, de acuerdo a la Comisión Nacional Forestal.