Comprometerse para lograr la paz social

-Obispo de la Diócesis de Tula lamentó el aumento de la violencia en el último año y sobre todo el alto grado de impunidad que persiste

FRONTERAS

El obispo de la Diócesis de Tula, Juan Pedro Juárez Meléndez, lamentó el aumento de la violencia en el último año y sobre todo el alto grado de impunidad que persiste sobre un gran número de estos ilícitos, por lo que llamó a la reconciliación y la paz en este nuevo año que recién comienza.

Y es que el religioso argumentó que los asesinatos, secuestros y extorsiones fueron a la alza durante gran parte del año o bien se mantuvieron constantes en El Valle del Mezquital.

Dijo que es imperante que la población no permanezca ajena a su realidad, a los problemas sociales hasta involucrarse en la mayor parte y de ahí empezar para trabajar juntos y organizados por la vida y la paz.

Manifestó su preocupación por las graves situaciones que se viven día con día: “este año nos han llenado de preocupación y a veces de incertidumbre por lo que está pasando”.

La máxima autoridad del catolicismo en la región de Tula dijo que este escenario, aunque adverso, los fieles no se deben amedrentar, y por el contrario comprometerse a trabajar más arduamente en promover la dignidad de la persona humana en sus diversas etapas y circunstancias.
Condenó la violencia desde el seno familiar, y aseveró que ésta es causa de pobreza y abandono, además de situación de inseguridad y migración, cerró.