Llama presidente a cambiar la realidad de pueblos indígenas

-Desde Hidalgo apuesta por el diálogo para nuevas políticas que beneficien al sector

-Expuso gobernador Fayad esfuerzos de administración para mejorar sus condiciones

VISITA TENANGO

Redacción

Encabezaron el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el gobernador Omar Fayad, el Diálogo con los Pueblos Indígenas Otomí y Tepehua, en el municipio de Tenango de Doria, para construir de manera conjunta políticas y acciones para el desarrollo y bienestar integral de comunidades.

Tras la celebración de la ceremonia a la Madre Tierra, autoridades coincidieron en la importancia de conocer las realidades y aspiraciones de vida de los pueblos indígenas del país, así como soluciones y alternativas a sus necesidades.

“Para dar resultados que la gente espera debemos trabajar en ellos, enfrentando diferencias, trabajando del brazo, gobiernos federal, municipal y estatal, porque sólo así vamos a dar resultados aquí en Hidalgo y en todo México”, afirmó el mandatario hidalguense.

Desde Tenango de Doria, punto de referencia en México y el mundo gracias al talento de artesanos de la región, el gobernador Fayad expuso que en la entidad se decidió hacer un esfuerzo sin precedentes para apoyar y mejorar la calidad de vida de las familias indígenas.

En tres años el gobierno estatal invirtió en acciones para mejorar la calidad y espacios para vivienda, drenaje, infraestructura eléctrica, alcantarillado y saneamiento, becas, uniformes y útiles escolares, entre otros beneficios.

El presidente López Obrador insistió en la importancia de fomentar el efecto multiplicador de bienestar en torno a cada una de las comunidades indígenas del país, reconoció que el gobernador Omar Fayad trabaja coordinadamente con la federación, pues insistió: “tenemos que unirnos por la transformación de Hidalgo, con respeto y democracia”.

Ante una plaza principal llena, el jefe del Ejecutivo nacional se comprometió a implementar programas federales para esta zona como el de Sembrando Vida, construcción de una sede del Banco del Bienestar, mejorar servicios de salud y sobre todo a iniciar la construcción del camino Santa Mónica-Pahuatlán.

El director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, señaló que la transformación de políticas es necesaria, por ello habrá un respaldo en temas como cuidado de recursos naturales, pero también en protección de la propiedad intelectual de bienes materiales e inmateriales que derivan de pueblos originarios, por lo que afirmó prevalecerá siempre el uso del diálogo entre los tres órdenes de gobierno para alcanzar metas trazadas.

Erick Pedraza Mondoño, representante del pueblo Otomí, a nombre de los pueblos indígenas asistentes al encuentro, señaló que tras la asamblea con autoridades indígenas municipales, tradicionales, agrarias o correspondientes, con la finalidad de consensar acuerdos y propuestas, celebrada en días anteriores, es necesario que prevalezcan los derechos de pueblos originarios, a través de acciones contundentes como mejora a infraestructura carretera, servicios de salud, cadenas de valor en producción del campo, manejo adecuado de aguas residuales, rellenos sanitarios, recuperación de bosques, entre otras iniciativas entregadas al presidente.

 

NUMERALIA. En Hidalgo 1 millón de personas son indígenas, de acuerdo con el INEGI (datos hasta 2015), lo que equivale al 36 por ciento de la población en el estado; en tanto que aproximadamente 385 mil hablan una lengua indígena.

La región Otomí-Tepehua está conformada por los municipios de Acaxochitlán, Agua Blanca, Metepec, Huehuetla, San Bartolo Tutotepec y Tenango de Doria, ahí habitan poco más de 128 mil 432 personas distribuidas en 405 localidades, de las cuales 113 son indígenas.

Hidalgo cuenta con 38 municipios indígenas y es la sexta entidad con mayor porcentaje de hablantes de lengua indígena.

Los tres municipios con mayor porcentaje de población indígena a escala estatal son Jaltocán, Xochiatipan y Yahualica, respectivamente.

Aproximadamente 43 mil 991 personas en Hidalgo sólo hablan náhuatl, otomí, tepehua o mixteco, su lengua materna, y no hablan español, dicha población está distribuida en las regiones Otomí-Tepehua, Valle del Mezquital y la Huasteca.