Cambios

David Tenorio

 El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU recien emitió un boletín de alerta ante posibles ataques derivados del conflicto con Irán, sobre posibles actos terroristas. El boletín emitido a raíz del ataque con aviones no tripulados contra Irak, en el que fue eliminado el comandante en jefe de las fuerzas Quds de la guardia revolucionaria, Qasem Soleimani.

Como consecuencia el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, decreto tres días de luto nacional y anunció una “venganza obligada”, lo que permite imaginarnos que habrá represalias contra Estados Unidos.

Irán y sus socios, como Hezbolá, serían los ejecutores de la anunciada “venganza obligada”. México como país vecino no se encuentra exento de ser utilizado como territorio de paso o blanco de ataques a empresas norteamericanas que afectarían la seguridad nacional.

Propiamente los ataques serían cibernéticos, e Irán mantiene un programa robusto de hackers que puede ejecutar agresiones de este tipo, además es capaz, como mínimo, de llevar a cabo ataques con efectos disruptivos temporales contra infraestructura crítica.

La estrategia de acción preventiva contra el terrorismo (preemptive action) del gobierno norteamericano contempla la colaboración de México y Canadá. Colaboración que fue pactada desde diciembre de 2001 con Canada y con México en marzo de 2002. Lo que en los hechos ha derivado en una estrecha cooperación del Estado mexicano con sus contrapartes estadounidenses.

El acuerdo de cooperación en materia de seguridad entre ambos países se centra principalmente en el intercambio de inteligencia, entrenamiento de policías y de militares. Si bien estos programas comenzaron a implementarse gradualmente desde la década de 1990, cuando se conformó un Grupo de Contacto de Alto Nivel (GCAN), dieron un salto importante tras los ataques del 11 de septiembre. En 2005, estos acuerdos se institucionalizaron mediante la creación de la Alianza por la Prosperidad y la Seguridad de América del Norte y luego se consolidaron con el diseño y la implementación de la Iniciativa Mérida, en 2008.