MARIO OLVERA

Más que confirmado que el presidente municipal de Singuilucan no es un hombre que cumpla su palabra, pues donde Olvera Morales la empeña siempre hay pérdidas, sobre todo cuando se revisan las promesas que tampoco cumplió con respecto a obras públicas que tanta falta hacen en su demarcación.