RAÚL CAMACHO

Imposible para el alcalde de Mineral de la Reforma “ocultar el sol con un dedo”, esta semana desde diversas plataformas saltaron a la luz pública anomalías que en esta demarcación evidencian un “caldo de cultivo” para la debacle. Lo mediático no es más que el reflejo de la desatinada gestión. Lamentable.