¿Qué? 

Juan José Herrera

Tiene razón la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) al advertir que la oficialía no puede ni debe politizar circunstancias relativas a sus presidentes municipales; sin embargo, los hechos hablan por sí mismos.

No se trata sólo de señalamientos específicos en demarcaciones bajo las siglas “blanquiazules” por ilícitos como el huachicoleo, que no cesa a pesar de la intervención de fuerzas federales, o de la inseguridad con robos en todas sus vertientes a plena luz del día, ni de supuestos actos de corrupción que tocarían a estas alcaldías.

Se trata de situaciones incluso más “banales”, como la desatención a los incontables baches, abusos en el cobro de parquímetros o irregularidades en la recolección de la basura, por citar sólo algunos ejemplos ya muchas otras veces citados, que ocurren cuando menos en Pachuca y La Reforma.

En la capital hidalguense estalló otro problema, por si no tuviera suficientes, donde las voces de sus trabajadores sindicalizados se alzaron una vez más para denunciar anomalías y omisiones por parte de la alcaldesa, a quien parece ya no interesarle nada de lo que acontece en su ayuntamiento y es, según lo observado, el principio de un nuevo conflicto que tardará en resolverse y afectará, como siempre, a terceros, en este caso a la población “de a pie”.

Puede decirse, debería reconocerlo también la dirigencia, que los panistas se echaron a cuestas, ellos solos, una lápida que a estas alturas será muy difícil soportar y retirar, sobre todo ante la cercanía del proceso electoral que ya inició.

Es clara la decepción de quienes la pasada contienda ofrecieron el voto de confianza, como lo es también el incumplimiento de muchas de las promesas y la evidente ruptura que llegó incluso hasta su bancada en el Congreso local, con posturas anacrónicas para simular que es una “auténtica oposición”.

Habrá que preguntarle al partido qué puede ofrecer ante el hartazgo de la ciudadanía, qué propuestas podrían modificar la percepción respecto a una realidad apabullante y con qué perfiles piensa conquistar territorios en la entidad si prácticamente ya los conocemos a todos.

Una decepción que inclusive obligó a quien bajo las mismas siglas obtuvo en los años recientes la Presidencia de México y hoy les da la espalda para conformar un nuevo partido.

Interesante sin duda lo que el PAN pueda plantear, de aquí a julio, para recomponerse; ¿qué será?

 

     Twitter: @juanjo_herrerap.