RAÚL MENESES

Sin aspavientos, el alcalde de Progreso de Obregón privilegia el trabajo para cambiar varios aspectos que permanecían en el rezago en esa demarcación y de ahí que sume al desarrollo económico local, así como regional. Además ahora en el municipio están de “manteles largos” por su “cumpleaños” número 50.