Preservación

David Edmundo López García

 En el transcurso de nuestra vida pareciera que toda la naturaleza se brinda para lograr el bienestar y alegría de todos nosotros, así acontece el tiempo en el mundo sin darnos cuenta que hemos dañado al medio ambiente en pos de alimento, ropa, máquinas y todo aquello creado para nuestra comodidad. La naturaleza está siendo arrastrada a su fin y con ello, nosotros.

Por un momento reflexionemos lo que la ciencia dice de los movimientos cíclicos del sistema solar, el viaje de nuestra galaxia, de la vibración de nuestro orbe y a pesar de ello, no nos preocupa el futuro, pensamos que lo malo ya pasará. Somos indiferentes ante la pérdida irreparable de muchas especies de animales. Toda contaminación provocará nuestra propia extinción. Como seres pensantes debemos y tenemos la obligación de salvar el planeta para las generaciones que vienen: los siguientes 50 años son cruciales para la especie humana, muchos no veremos el futuro pero es posible aún lograr la renovación con más y mejor vida.

Depende de cada ciudadano y de las políticas gubernamentales dejar los combustibles fósiles, materiales tóxicos y radiactivos que absorben las plantas que sirven de alimento generando enfermedades y degradación molecular.

Cada uno tiene la obligación de crear iniciativas personales para el mejoramiento planetario. Ya no se trata de sólo perseguir el crecimiento personal sino también del medio que nos rodea. La tarea parece difícil pero es posible, ya que en el intento “se nos va la vida”.

Sólo la educación y el trabajo renovador, tanto personal como en conjunto, salvarán nuestro hogar que es nuestra tierra que hoy llora y pide ayuda. La naturaleza en ese intento de autopreservación parece que se pone en contra de nosotros pero sólo es un grito de desesperación que clama ayuda.

Pongamos nuestra voluntad en todo lo bueno que podamos hacer por nuestra madre tierra. No existen los milagros, de nosotros depende nuestra existencia. (Agradezco a Melquiadez Solano Cabañas para elaborar esta columna).