Cumple IMSS 77 años de dar servicios a los trabajadores

-Consolidado este organismo como uno de los mejores en América Latina

-Preocupado además en rubros como el deporte y la cultura para población

ANIVERSARIO NACIONAL

Redacción

Considerada como la institución más grande y moderna de América Latina, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) festejó este fin de semana 77 años de brindar atención médica y bienestar social a más de 80 millones de mexicanos, en el régimen ordinario y el programa IMSS-Bienestar.

Con grandes retos por delante y el firme compromiso de seguir siendo baluarte de México, este organismo implementa mecanismos para mejorar el uso de los recursos, erradicar la corrupción, los privilegios, orientar las capacidades humanas y financieras al desempeño eficiente y cercano de los servicios médicos y la provisión de las prestaciones sociales.

La innovación de sus hospitales, vanguardia tecnológica, formación y capacitación de médicos especialistas, así como enfermeras y personal administrativo, le han valido el reconocimiento internacional, pues es cuna de grandes hazañas en materia de trasplantes de todo tipo de órganos.

En siete décadas la infraestructura del Instituto Mexicano del Seguro Social se ha robustecido y fortalecido para brindar mejores servicios de salud a sus asegurados. Para cumplir este fin actualmente cuenta con mil 800 unidades médicas divididas en tres niveles: mil 517 Unidades de Medicina Familiar (UMF), 258 Hospitales Generales de Zona y Regionales, así como 25 Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE).

En un día típico estas unidades médicas brindan en promedio más de 500 mil consultas diarias, nacen más de mil niñas y niños, se atienden cerca de 55 mil urgencias médicas, se realizan más de 3 mil 800 intervenciones quirúrgicas y más de 800 mil análisis clínicos.

A 77 años de su creación, durante la administración del presidente Manuel Ávila Camacho se cumplió uno de los ideales de la Revolución Mexicana: “proteger a los trabajadores y asegurar su existencia, su salario, su capacidad productiva y la tranquilidad de sus familias; contribuir al cumplimiento de un deber legal, de compromisos exteriores y de promesas gubernamentales”, todo ello necesario para el bienestar individual y colectivo.

Este decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 19 de enero de 1943 dio paso a que Abel Morales Rodríguez fuera el primer trabajador-empleado registrado ante el IMSS, gracias al apoyo de la patrona-empleadora Concepción Fuentes Martínez, y se convirtieran así en símbolos de la seguridad social en México.

A la cédula de doña Concepción y Abel siguieron muchas más, ya que al terminarse el vencimiento de esa primera convocatoria se habían registrado en esas improvisadas oficinas de Rosales y Mariscal, más de 23 mil cédulas de patrones que amparaban a 224 mil trabajadores.

Hoy, a 77 años de su fundación, el IMSS en el régimen ordinario y el programa IMSS-Bienestar atiende a 83.3 millones de mexicanos.

Desde su nacimiento, esta institución es pilar de la seguridad social en México, no sólo brinda servicios de salud a sus derechohabientes y asegurados, sino también ofrece prestaciones sociales entre las que destacan la cultura, el deporte, el pago de pensiones, servicio de velatorios, guarderías, Centros de Seguridad Social y Vacacionales, entre otros.

El Instituto Mexicano del Seguro Social no sólo ha sido semillero de grandes médicos, sino también de grandes deportistas, ha sido testigo del nacimiento y consolidación de prominentes actores y actrices. La gran actriz española Ofelia Guilmáin y el primer actor Ignacio López Tarso fueron testigos del gran auge que los teatros -iniciativa de don Benito Coquet- cobraron desde esa época con la construcción de estos espacios no sólo en la Ciudad de México, sino en provincia, entre los que destacan: los Teatros Monterrey, Hidalgo, Xola, Tepeyac e Independencia, considerados hasta nuestros días como inmuebles insignia de la cultura en el Seguro Social.