Mitos y realidades sobre los ayunos prolongados

DATOS IMSS

Ingerir bebidas y alimentos saludables es esencial para tener una buena salud, por ello el área de Prevención y Nutrición del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó no hacer ayunos prolongados, ya que esta práctica genera problemas digestivos, alteraciones de sueño, descalcificación e incluso depresión.

“Es importante no dejar de comer durante mucho tiempo porque esto puede ser un precedente para tener obesidad o sobrepeso, ya que el cuerpo empieza a almacenar grasas y carbohidratos, con la finalidad de tener siempre energía,” comentó la nutrióloga del IMSS en Hidalgo Rita Barrera García.

Según la dependencia federal, la funcionaria resaltó que el sobrepeso desarrolla enfermedades crónico degenerativas, por lo que el IMSS cuenta con medidas de prevención, como pláticas informativas y nutricionales, revisión anual de las y los derechohabientes, y brigadas de salud que divulgan la importancia de comer saludablemente.

De ahí que el seguro social aconsejo a la derechohabiencia   acercarse a su unidad de adscripción como una acción preventiva, solicitar información adecuada y personal de una dieta saludable para evitar hábitos que  perjudican la salud.

RADAR. En el mismo sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no lo incluye entre sus recomendaciones para prevenir la obesidad y otras enfermedades crónicas, sino que promueve una dieta saludable y el ejercicio físico habitual. Asimismo, la Asociación de Dietistas del Reino Unido y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer coinciden en que, a pesar de que se han visto beneficios potenciales para la salud con el ayuno, esta práctica puede provocar importantes efectos adversos como irritabilidad, dificultad para concentrarse, trastornos del sueño, deshidratación y deficiencias nutricionales, y que se desconocen posibles consecuencias para la salud a largo plazo. (Redacción)