Rinden sentido homenaje a policía asesinado en Tula

-Despidieron al elemento que falleció como consecuencia de artero ataque

-Recordaron autoridades que fue un elemento ejemplar de la corporación

EN CUMPLIMIENTO

Ángel Hernández

En un evento póstumo multitudinario, compañeros, amigos y colegas de distintas corporaciones de Seguridad Pública de los tres órdenes de gobierno, despidieron ayer al expolicía, Gerardo Jesús Olvera Cebrián, quien falleció la madrugada del pasado domingo luego de que hombres desconocidos lo atacaran a balazos, junto con un compañero de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tula.
En el homenaje el alcalde, Gadoth Tapia, requirió la ayuda de todas las corporaciones de seguridad con presencia en la región además de sociedad civil para capturar a los responsables del artero asesinato.
Señaló que el crimen que derivó en la muerte del agente Gerardo Jesús no debe quedar impune y que el homicidio no debe pasar a formar parte de las estadísticas, dado que se tiene que llegar hasta las últimas consecuencias para capturar a los probables responsables del homicidio.
Solicitó la ayuda de todos los pobladores y mexicanos para frenar la terrible ola de violencia que asola no sólo al municipio, sino al estado y al país entero.
El secretario de seguridad local, Fermín Hernández Martínez, indicó que Jesús Olvera era un oficial destacable, uno de los contados que realmente tienen vocación de servicio, “tan es así que decidió dar su vida para proteger a los demás”.

Añadió que se fue no sólo el policía sino un amigo, hijo, padre, primo, hermano, que cada día buscó superarse para ser uno de los mejores en la secretaría, “era un hombre preparado, acababa de terminar su maestría”.