Exigencia de protocolos urgentes

Adalid Vera

Deberán universidades públicas y privadas de Hidalgo contar con un protocolo que ayude a prevenir, detectar y erradicar violencia. Esto es una recomendación que lanzó el Congreso local ayer a las escuelas, dado que el índice de casos de violencia incrementó.

Una de las principales necesidades de la sociedad es garantizar la seguridad en todos los ámbitos y los colegios han dejado de ser espacios seguros, pues se han registrado casos de diversos tipos de violencia que afectan la sana convivencia escolar.

Ante esto la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), su homóloga federal, en el ámbito de sus facultades, fueron exhortadas por el Congreso local para garantizar que los estudiantes se desarrollen en un ambiente libre de violencia.

Acoso, abuso sexual, agresiones físicas, verbales y últimamente el uso de armas de fuego que han lesionado y asesinado a alumnos se han registrado en escuelas del país.

Tan sólo en Hidalgo esta misma semana se realizó el hallazgo de un alumno de universidad privada portando un arma de fuego cargada, en 2019 un alumno de otra universidad privada también portaba entre sus pertenencias un arma.

Si bien existen firmados por México diferentes protocolos para la erradicación de la violencia, es una realidad de que algunos colegios del país han sido escenas de crímenes graves.

En Hidalgo se han detectado situaciones de acoso y abuso, mientras que en otras partes del país incluso han ocurrido fallecimientos.

Estos protocolos con los que pueda contar ya cada institución educativa, se vuelven obsoletos si las denuncias no avanzan y los agresores siguen en la impunidad.