Entre desvíos e inconsistencias

Leonardo Herrera

La opacidad, desvíos e inconsistencias se han convertido en el lastre de los gobiernos municipales de Atotonilco de Tula y Mineral de la Reforma, además del Instituto Mexicano del Seguro Social y la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, esta última con observaciones justamente en el sistema de pensiones y jubilaciones, el mismo que los llevó a tener cuentas congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera y dos procesos abiertos en la Fiscalía General de la República.
En el caso de Mineral de la Reforma y Atotonilco de Tula, gobernados por el Partido Acción Nacional y Morena, ambos suman 27 millones de pesos que no han comprobado o bien que fueron utilizados para un fin distinto al que fueron destinados originalmente en el presupuesto autorizado en 2018.

En ambos casos destacan irregularidades financieras que han tenido desde que inició su administración, en el caso de Atotonilco de Tula el señalamiento incluso de regidores ha sido por el desvío de dinero para la campaña política del hoy diputado federal y alcalde con licencia, Julio César Ángeles Mendoza, y recientemente con el aumento de sueldos al propio presidente municipal y regidores.

Mientras que en el caso del IMSS los señalamientos por la deficiente atención, derivados en presuntas negligencias médicas, acumulan uno de los expedientes más largos que se ha tenido en la historia de la institución, las quejas no sólo han llegado a órganos internos, también han derivado en denuncias penales, en la Comisión de Arbitraje Médico y la misma de Derechos Humanos y ahora tendrá que demostrar en qué gastó 49 millones de pesos, cuando se amplió el hospital número 1 y la compra de equipamiento.
A la larga lista de desvíos y señalamientos se suman los realizados por la Auditoría Superior de la Federación, a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, donde se tienen pendientes más de 13 observaciones que generaron recomendaciones, sanciones y promociones, una de estas sobre manejo de pensiones y aportaciones patronales, temas en los cuales la máxima casa de estudios tiene aún cuentas congeladas por la UIF e investigaciones por la FGR.
De mi tintero. Dicen que la jefatura política del estado ya tiene las encuestas realizadas en los 84 municipios del estado donde se midió la influencia de quienes aspiran a ser candidatos a presidentes municipales del PRI y por lo menos en los municipios importantes como la capital, no hay cambio de opinión, se confirman los que ya se habían descartado Luis Osorio y Sergio Baños… Por cierto, en mediciones resalta el dato de que Morena no es precisamente el de mayor influencia.