Van

Juan José Herrera

Con el paso de los días podemos observar el desarrollo de un proceso que inició con el objetivo de conquistar (de nueva cuenta) a pobladores con una, cada vez más evidente, animadversión hacia los partidos políticos.

La meta son los 84 municipios hidalguenses, mediante fechas establecidas por el calendario electoral que culminarán el próximo 7 de junio en las casillas.

En los diversos escenarios; por ejemplo, los encontronazos al interior del Morena suponen desafíos no sólo para los competidores por las candidaturas oficiales, sino también para un movimiento que, debido a sus deslices, perdió credibilidad, sobre todo por carencias ya demostradas en el Congreso local, oportunidad histórica desaprovechada.

Ahora falta ver quién posee, de entre todos los participantes, elementos suficientes, queda claro quiénes sí cuentan con recursos económicos de sobra, para obtener la ansiada designación.

El interés primordial de las principales cúpulas: Morena, PRI, PAN…, son sin dudarlo aquellos municipios que representan también mayores ingresos: Pachuca, Tula, Tulancingo, Huejutla… las ciudades del estado con mayor concentración y, donde por ende, también pululan las grandes problemáticas.

Sin embargo, prevalece un desánimo generalizado con respecto a perfiles que desde hace meses levantan la mano para ser tomados en cuenta, rostros sobreexpuestos e incluso “aprisionados” por pasados y prácticas que han derivado en el hartazgo social.

Bajo esa tesitura las candidaturas independientes siguen representando otro de los retos para el sistema electoral, donde al parecer los candados son una constante que impide el verdadero crecimiento de la democracia.

Perfiles de indígenas, jóvenes, mujeres, esos sectores distanciados por los mismos partidos políticos y sólo requeridos para la obtención de votos, deberían ser respetados y ahora sí considerados, no por cuotas sino por auténtica vocación y convicción. ¿Qué tan lejos estamos de una contienda donde propuestas nuevas y frescas, así como las caras, dejen de ser lo mismo de siempre? Hoy el escenario es distinto y las meras promesas ya no bastan.

 

INVOCADOS. Una llamada en vivo, durante la transmisión de un programa en el que entrevistaban al famoso “Burro Van Rankin”, puso de nueva cuenta en la mira al hidalguense Miguel Osorio, quien rechazó de forma categórica los vaticinios del conductor de televisión, respecto a que “Canek Vázquez será el nuevo alcalde de Pachuca”. Sin duda el exgobernador ya tiene a “su gallo” pero… ¿lo dejarán llegar a las finales?, y de ser así ¿por cuál partido?

 

      Twitter: @juanjo_herrerap