El PRI sin grupos

Leonardo Herrera

 Es la primera vez que la elección de candidatos a presidentes municipales en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se da sin la injerencia de grupos que tradicionalmente exigían el reparto de cuotas, hoy ni los últimos dos exgobernadores, Miguel Osorio y Francisco Olvera, se han involucrado en un proceso interno que podría darle buenos resultados al “tricolor”.

Líderes de grupos parecen haber entendido que la imposición de personajes sin presencia ni influencia, poco reditúa e incluso les propinó la peor derrota en la historia de las elecciones municipales, todo combinado con la influencia del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, en el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

En esta ocasión no hubo necesidad siquiera de poner un alto a exgobernadores, exsenadores o exfuncionarios federales, pues parecen entender que el tradicional “dedazo” y manoseó de candidaturas sepultaría las pocas aspiraciones de mantener al “tricolor” como fuerza política electoral influyente en el estado.

Otro factor que también pesó fue el fortalecimiento de la figura del jefe político del estado, Omar Fayad, quien envió mensajes claros desde la nueva dirigencia estatal, que en las boletas sólo estarían las mejores candidatas y candidatos, que fueran capaces de competir y que no cedería a presiones ni chantajes de grupos.

Prueba de ello es el desplazamiento que han tenido muchos, como el de Ixmiquilpan, encabezado por el exsenador Roberto Pedraza, a quien incluso dicen no sólo evitaron su participación en el PRI, sino que en la administración estatal le restringieron la posibilidad de obtener contratos para empresas de sus familiares.

A la lista se suman Carolina Viggiano y el propio David Penchyna, hoy incluso desplazados de las mesas políticas de decisiones, donde se evalúan todos los días perfiles y radiografía del escenario electoral que está en uno de sus momentos claves.

Así en este escenario el PRI parece haber encontrado una buena fórmula en su circunstancia para elegir a sus aspirantes, con los que podrá competir en al menos 40 municipios, incluyendo Pachuca y Mineral de la Reforma, pues además de sacudirse el tradicional reparto de espacios, también esperó pacientemente las traiciones de quienes se inscribieron en Morena y ya fueron sacados de la lista.

DE MI TINTERO. La Secretaría de Salud atraviesa por una sacudida que aún no termina, pues siguen las “renuncias” voluntarias de funcionarios y apenas pase la emergencia del Covid-19, dicen, podrían venir auditorías y revisiones a diferentes áreas… Que quienes permanecen más extraviados en sus funciones son los integrantes de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, encabezada por Abel Llanos Vázquez, a quienes colectivos y organizaciones reclaman su inacción en todo proceso.