Comprometernos

David Tenorio

 La declaración de emergencia sanitaria anunciada por el Gobierno Federal eleva el nivel de alerta a una fase que no se había visto, y refleja una respuesta al escenario real que prevalece ante el comportamiento de la Covid-19, y aunque en números duros es todavía menor, la realidad es que la proyección en el incremento de números de contagios es alta, y el escenario no es nada alentador. Esto por el alto nivel de contagio que representa el virus, durante el periodo de incubación e inclusive en casos asintomáticos en la que se propaga sin freno alguno. Por ello la importancia de practicar el distanciamiento social. Y que la medida para resguardarse en casa sea la adecuada.

Las medidas tomadas hasta ahora afectan todos los ámbitos, público y privado. Las medidas han sido bien tomadas por la población que ve con buenos ojos que las instituciones les protejan y velen por la salud de los ciudadanos. Hasta ahora la campaña #NoSalgasdeCasa para limitar la movilidad de los ciudadanos, la cual ha sido ampliamente apoyada por la sociedad civil ha permitido ralentizar la curva de contagios. Lo cual es importante para no saturar los centros hospitalarios, medida que se vislumbra titánica, pero necesaria para disminuir la curva de contagios. El objetivo no se trata de que nadie se enferme, sino de que los enfermos puedan ser atendidos en los hospitales públicos. Sobre todo, cuando la prospectiva de contagios es del 70% de la población.

Por eso debemos atender las recomendaciones de las autoridades: quedarnos en casa durante los próximos días y salir solo por razones de fuerza mayor; y comprometernos a ser profundamente solidarios con quienes más lo necesiten en este momento.