Prevenir o curar Covid-19

MANERAS Insiste Organización Mundial de la Salud en que no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan evitar o aliviar la enfermedad, sólo atenúan los síntomas

Redacción

Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la Covid-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad, así lo explica la Organización Mundial de la Salud.

Por eso, la OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar esta enfermedad.

Sin embargo, hay varios ensayos clínicos en curso con medicamentos occidentales, así como tradicionales y la OMS facilitará información actualizada tan pronto como los resultados de los ensayos clínicos estén disponibles.

Respecto al tema de las inmunizaciones, medicamento o tratamiento para ésta enfatiza que: “Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la Covid-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo”.

Insiste en que aún investigan posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba y la OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la Covid-19.

COVID-19 Y SRAS. Estas enfermedades no son lo mismo. Pormenoriza la Organización que el genoma del virus que causa la Covid-19 y el del responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) son similares, pero no iguales. El SRAS es más letal pero mucho menos infeccioso que la Covid-19. Desde 2003, no se han registrado brotes de SRAS en ningún lugar del mundo.

Mitos y realidades sobre  mascarillas o cubrebocas

De no presentar los síntomas respiratorios característicos de la Covid-19 (sobre todo, tos) o no se cuida de una persona que pueda haber contraído esta enfermedad, no es necesario llevar puesta una mascarilla clínica. 

Resalta la Organización Mundial de la Salud que las mascarillas desechables, comúnmente conocidas como cubrebocas en México,  sólo se pueden utilizar una vez y si no está usted enfermo o no cuida de una persona que lo esté, está malgastando una de esas piezas. En el mundo éstas se están agotando, y la OMS insta a utilizarlas de forma sensata, aconseja “hacer un uso racional de las mascarillas clínicas para no derrochar innecesariamente ni usar indebidamente unos utensilios que son valiosos”. 

Las medidas frente a la Covid-19 más eficaces para protegerse a uno mismo y a los demás son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de, al menos, 1 metro  con las personas que tosen o estornudan.

USO. Sólo deben usar mascarilla los trabajadores sanitarios, los cuidadores y las personas con síntomas respiratorios como fiebre y tos, antes de tocar la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón, inspeccione la mascarilla para ver si tiene rasgaduras o agujeros, oriente hacia arriba la parte superior (donde se encuentra la tira de metal), asegúrese de orientar hacia afuera el lado correcto de la mascarilla (el lado coloreado), colóquese la mascarilla sobre la cara. Pellizque la tira de metal o el borde rígido de la mascarilla para que se amolde a la forma de su nariz, tire hacia abajo de la parte inferior de la mascarilla para que le cubra la boca y la barbilla.

Después de usarla, quítesela; retire las cintas elásticas de detrás de las orejas manteniendo la mascarilla alejada de la cara y la ropa, para no tocar las superficies potencialmente contaminadas de la mascarilla. Deseche la mascarilla en un contenedor cerrado inmediatamente después de su uso y lávese las manos después de tocar o desechar la mascarilla. Use un desinfectante a base de alcohol o, si están visiblemente sucias, láveselas con agua y jabón. (Redacción)

Incubación

 El período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la Covid-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días. Estas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

Indica la Organización Mundial de la Salud que los coronavirus son una extensa familia de virus que son comunes entre los murciélagos y otros animales. En raras ocasiones las personas se infectan por estos virus, que luego pueden propagarse a otras personas. Por ejemplo, el SRAS-CoV iba asociado a las civetas y el MERS-CoV se transmite a través de los dromedarios. Todavía no se ha confirmado el posible origen animal de la Covid-19. (Redacción)