Pendiente Reforma Electoral en tema de financiamientos

-Última modificación, publicada en septiembre de 2019, Suprema Corte de Justicia de la Nación la declaró inconstitucional por omisión de consulta indígena

SIN MODIFICACIONES RECIENTES

Rosa Gabriela Porter

Uno de los temas pendientes en las reformas al Código Electoral hidalguense y que el año pasado los diputados locales no incluyeron, fue lo relacionado a la fórmula de financiamiento para los partidos políticos, por lo que es probable que en el futuro debate parlamentario nuevamente retomen el tópico.

En la discusión de la última reforma electoral, publicada en septiembre del 2019 y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional específicamente por la omisión en realizar una consulta indígena.

Específicamente, la modificación a la fórmula de financiamiento que obtendrán partidos políticos nacionales y locales, es decir que la bolsa total a calcular pasaría del 25 por ciento (%) al 32.5% del valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), multiplicado por el padrón electoral, lo que significaría un aumento de hasta el 260% de lo que actualmente reciben las cúpulas.

Algunas fuerzas políticas hidalguenses plantearon que en las permutas consideraran la homologación de dicha fórmula de distribución con la establecida a nivel federal que refiere del 65% por el valor de la UMA, empero, hubo voces que criticaron el eventual incremento.

Respecto a las entidades federativas, corresponde a sus Congresos locales legislar el porcentaje del valor diario de la UMA y la forma de distribución.

Actualmente, el único estado que reparte las prerrogativas ordinarias con base en menor porcentaje es Hidalgo, le sigue Guanajuato con el 40% de la UMA multiplicado por el padrón, mientras que las 30 entidades restantes ya cambiaron sus códigos o leyes electorales para contemplar el 65%.