Gobierno cercano

David Tenorio

En la administración pública era practica habitual tratar al ciudadano como un cliente, como alguien que recibía servicios por parte de la administración en turno. Y la ciudadanía no tenía la oportunidad de opinar. Además sin saberlo, valoraba el ejercicio del gobierno en turno, partiendo de una base establecida previamente.

La audiencia pública constituye una de las formas de expresión del derecho de participación de los ciudadanos. Un gobierno elegido democráticamente en las urnas, tiene la obligación de escuchar a la población, de no hacerlo así, pierde legitimidad. Además, incrementa el sentido común por parte de los funcionarios y la voluntad de buscar la mejor solución al peticionario.

La práctica de las audiencias públicas incentiva tanto al funcionario a no esperar en la comodidad de sus oficinas, como al ciudadano a hacer valer  su derecho.

La finalidad de las audiencias in situ, es que ningún ciudadano se quede sin expresar sus inquietudes, propuestas e ideas para mejorar su entorno. O realizar una petición sentida que necesita se le de cause.

El ejercicio aunque sencillo pero de un gran valor, permite brindar atención personalizada a la ciudadanía, tendiendo además los puentes de comunicación necesarios con la población.

Escuchar las necesidades, peticiones e inquietudes de la gente,  permite resolver la mayoría de ellas. Además permite se acceda a las distintas opiniones de forma simultánea y en pie de igualdad a través del contacto directo con los interesados.

El esfuerzo no solo físico, sino también económico, de quienes se trasladan a cada región es mucho menor a los beneficios que obtiene la ciudadanía, al permitir resolver sus peticiones, que dé no haberse trasladado, difícilmente los ciudadanos podrían haber resuelto.

Los temas más solicitados, son los relativos a salud, los apoyos funcionales, asesoría jurídica, obra pública, becas escolares, apoyos para becas en el extranjero, proyectos productivos y solicitudes de empleo.

La posibilidad de escuchar cara a cara al ciudadano, refrenda el compromiso del gobernante que las lleva acabo de mantener un gobierno cercano a todos sus ciudadanos, de puertas abiertas y trabajo eficiente.