Antisistema

David Tenorio

 Sartori, fue uno de los pensadores contemporáneos más importantes de la ciencia política y uno de los politólogos más influyentes. El expone que la presencia de partidos antisistema podría tener consecuencias negativas para el sistema democrático, dado que su postura ideológica y critica “generaba un tipo de competición centrífuga en la que la mayoría de partidos importantes rehuían el centro buscando competir por los extremos del espectro ideológico donde los electores adoptan las posiciones ideológicas más radicales”.

En nuestro país, a principios de enero de 2019, 106 organizaciones notificaron al INE su intención de ganar el registro como partidos políticos. Se sabe que tres organizaciones han logrado el número mínimo de afiliados: Redes Sociales Progresistas, Grupo Social Promotor de México y Encuentro Solidario. Dos organizaciones más, Libertad y Responsabilidad Democrática y Fuerza Social esperan lograr los números mínimos para alcanzar su registro.

Los posibles nuevos partidos comparten el hecho de tratarse de estructuras lideradas por conocidos políticos, incluido un expresidente y una excandidata presidencial.

Redes Sociales Progresistas ligado a Elba Esther Gordillo, Libertad y Responsabilidad Democrática (México Libre), encabezado por Felipe Calderón y Margarita Zavala, Fuerza Social por México, por el senador suplente de Morena, Pedro Haces Barba,  Encuentro Solidario de Hugo Eric Flores la organización con el poderoso apoyo de las iglesias evangélicas, y Nueva Alianza podría regresar.

 

 

Será hoy 1 de julio cuando se conozca cuales nuevos partidos podrán participar, pero sin derecho a coaligarse, en las elecciones del proximo año. Mientras que las elecciones intermedias generalmente no tienen el arrastre de una elección presidencial en términos de participación, pero para el proyecto de la 4T las elecciones de este año, y las siguientes serán fundamentales no solo por la renovación del congreso federal, las 15 gubernaturas en juego y las presidencias municipales. Y los nuevos partidos no estaran muy cerca de “una competencia centrifuga y competencia radical” como describia Sartori, más bien podremos ver alianzas de facto como las que ya se avisoran en las elecciones proximas.

Los nuevos partidos buscarán alcanzar al menos el 3 % de la votación nacional para sobrevivir hacia el 2024.