GRILLERIAS

MÁS QUE PERDIDO

Dicen los grillitos que ya no sabe de qué colgarse por estar dando patadas de ahogado, es el diputado morenista, Ricardo Baptista, quien ahora en una “conferencia de prensa” en la que sólo convocó su jefe de prensa, Alfredo Dávalos, a reporteros “amigos”, anunció que realizará recorridos en Tula de Allende para supuestamente dar a conocer los logros del presidente Andrés Manuel López Obrador y los “triunfos” de la llamada cuarta transformación. Señalan los grillitos que esta medida es simplemente para tratar de atraer un poco a de agua a su ya gastado y casi destruido molino, con el ánimo de mantenerse vigente en la escena política rumbo a los comicios municipales.

 

UNA MÁS

 

Y hablando del Ricardo Baptista, sus declaraciones respecto a la supuesta conformación de los Concejos Municipales, cosa que afirmó que el Congreso local ya está haciendo; sin embargo, el mismo Poder Legislativo lo desmintió, generó gran confusión desde las altas cúpulas de los partidos políticos en la entidad, hasta en los trabajadores de las distintas alcaldías, al referir a la incertidumbre que les genera el saber si continuarán laborando en sus respectivos ayuntamientos o no. Los grillitos dicen que muy desafortunado ha resultado Ricardo Baptista, pues lejos de abonar al partido político que lo abanderó y ganó tras la inercia del efecto López Obrador, sólo ha generado más descontento y desilusión entre la población y sus allegados, demostrando que cada vez, más sólo está.

 

OTRO RICARDO

 

Afirman los grillitos que, al cobijo de su líder, Ricardo Rocha, la mayor parte de los trabajadores sindicalizados del Poder Legislativo se tomaron la contingencia por la pandemia de Covid-19 como unas verdaderas vacaciones, toda vez que ni sus luces ni su intención de ver qué se necesitan en sus respectivas oficinas. Esto es una muestra de la falta de liderazgo, actitud y aptitud del casi eterno Ricardo Rocha en la dirigencia sindical.