Nadie quiere la pelotita…III

CONTINÚA…
Otro requisito a contemplar para vivir el placer sexual con responsabilidad es el de la planificación, acceso y puesta en marcha de un anticonceptivo eficiente y que sea de acuerdo a cada persona. De aquí debemos derivar dos ejes: 1. El conocimiento de nuestro cuerpo y su salud para saber qué tipo de anticonceptivo es adecuado para nosotras, y digo nosotras, porque los métodos existentes sólo son para mujeres, con excepción obvia del condón masculino, que debe usarse siempre, aún y cuando se combine con otros métodos (de preferencia hormonales) y nunca espermicidas o con otro preservativo, ya que se comprometerá la estructura del látex y seguramente, se romperá. Una nota importante: la única razón justificable para no usar condón en relaciones coitales es buscar la reproducción. Pero, hay mujeres sensibles a los métodos hormonales, ya que algunos pueden derivar en efectos secundarios adversos, sobre todo si se consumen por tiempos prolongados. También existe la alergia al látex, tanto en hombres como en mujeres. Es necesario saber que existen preservativos elaborados con poliuretano (material del que está hecho el condón femenino) y que pueden entrar en auxilio de quienes padezcan este tipo de alergia. Recuerda que los métodos hormonales deben ser siempre prescritos por una médica o médico. Y aquí es donde el condón o preservativo gana gran importancia: no requiere prescripción médico y no afecta la salud con efectos secundarios; además de poderlo encontrar en mucha clase de tiendas: de conveniencia, farmacias y súper mercados. Es el único método que existe para uso de los dos sexos, hombres y mujeres, sin embargo se sabe que en este país, el uso del condón femenino es bajo y al ser baja la demanda, la oferta se encarece, por lo que es difícil encontrarlos y son más caros que el masculino. Pero da una gran ventaja de empoderamiento femenino, de la cual hablaremos después. 2. La planificación anticonceptiva requiere de un elemento principal: la comunicación. Principalmente, más no excluyente, cuando tengas una pareja permanente, a pesar de la edad que tengas.
CONTINUARÁ…