Reactivación 

Andrés Torres Aguirre

A finales de esta semana, reabrirán los módulos del INE en Hidalgo con lo que la ciudadanía podrá continuar con sus trámites, suspendidos desde hace meses por la contingencia sanitaria.

Es probable que alrededor del 10 de agosto, las autoridades electorales confirmen la reanudación del proceso electoral para renovar los 84 ayuntamientos, mientras que sigue vigente el 18 de octubre como la fecha tentativa para la jornada electoral.

Por su parte, la presidenta consejera del Instituto Estatal Electoral (IEEH), Guillermina Vázquez, confirmó que ese organismo ya tiene todo listo para recibir, vía electrónica, los registros de las planillas que contenderán en las elecciones.

De esta forma, se puede decir que es inminente la reanudación del proceso para Hidalgo y por consiguiente que los 11 partidos políticos inmersos, reactivaron sus trabajos.

Una de las principales afectaciones de la pandemia por Covid-19 en los organismos políticos de Hidalgo, es que antes de declararse la pausa al proceso, tenían casi listas sus planillas para el registro correspondiente pero, tras cuatro meses de inactividad, las condiciones y escenarios cambiaron en muchos municipios por lo que se esperan sustituciones de última hora en las fórmulas.

El escenario político nacional también influye en la construcción de las planillas, principalmente en las del PRI y Morena.

La renovación política que hace cuatro años arrancó en nuestro estado, hoy tiene una enorme oportunidad de ya cerrar la puerta a las antiguas corrientes que desesperadas buscan reagruparse en lo que fuera su origen, al que erróneamente olvidaron por buscar horizontes nacionales.

Otra condición que surge es el posicionamiento de Arturo Herrera, la presencia del secretario de Hacienda que sin manifestar ninguna intención y sólo por el hecho de ser parte del gabinete presidencial, realiza constantes visitas al estado, siempre acompañado del Presidente y el gobernador, lo ubican en los escenarios; tenga o no posibilidades.

Esta presencia, replantea las posibilidades para una corriente político-intelectual marginada y señalada por sexenios en Hidalgo con la cual muchos hoy, dicen, simpatizar pero antes no movieron un dedo cuando se les marginaba. En contra, este movimiento no es popular ya que sus propios miembros marcan diferencias con poses que buscan demostrar una supuesta superioridad intelectual. 

Las próximas elecciones municipales son un verdadero universo de posibilidad para la oficialidad hidalguense; son la puerta a una nueva generación política ya sin ataduras a las familias priistas que vieron pasar sus mejores años; son la posibilidad de cerrar el último capítulo de un cacicazgo universitario que se inflama según sus intereses y en cada elección pretende construir, ahora sí, el andamiaje que lleve a su amo a la gubernatura; son la oportunidad de dejar sin injerencia al llamado grupo Hidalgo. 

¿Cuántas de estas posibilidades se concretarán?

 

Twitter: @bamtorre

                 @vocales_radio