LEY OLIMPIA

Amira Corrales

En Hidalgo, aún no tenemos ley Olimpia. Pero, ¿cree usted que sea necesario? Bien, pues para comenzar a hablar del tema, hay que saber ciertos términos que quizá, por ser de otra etapa generacional, desconocemos.

La vida cibernética está ligada ya, al desarrollo social de una gran cantidad de adolescentes y personas adultas jóvenes. La relación tecnología-relaciones sociales es tal, que existe el “cibersexo”, que es una forma de excitarse sexualmente con la otra persona a través de la cámara del celular, tablet o computadora, donde las imágenes, palabras, gesticulaciones y masturbación se utilizan para alcanzar el placer sexual.

Este cibersexo tiene muchas modalidades, y una que es muy practicada, es compartir el famoso “pack”. El término se refiere a fotos o videos de la persona desnuda o de sus partes íntimas, genitales, con poses provocativas o excitantes.

Hoy en día, millones de personas en el planeta contamos con teléfonos celulares con cámara, que van a todos lados con nosotras, que tienen conexión a internet y basta un flash y un click para compartir fotos o videos.

Aquí existen dos grandes riesgos para las mujeres principalmente: uno es el pack que se puede compartir con el novio o galán en turno, basándonos en la confianza e intimidad que hemos generado con esa persona.

Comúnmente es el propio novio el que solicita estas fotos, de hecho, es como una “prueba” de confianza, en la que hacen que la joven se sienta deseada, atractiva.

El problema viene después, cuando la relación termina (en la mayoría de las veces, los noviazgos adolescentes no duran mucho tiempo).

Como todo lo digital queda guardado aun y cuando lo hayamos borrado -se puede buscar su “huella” y recuperarlo en los dispositivos-, esos packs son usados como forma de control, extorsión, chantaje o hasta venganza por el novio dolido, que comparte a su vez ese conjunto de fotos a personas allegadas a la víctima, o simplemente lo publica en sus redes sociales, no quedando ahí: las fotos de chicas desnudas pasan a ser propiedad de la internet y se cooptan por páginas de pornografía. CONTINUARÁ…