GRILLERÍAS

ÚNETE A LA FIESTA

En Mixquiahula al candidato de Morena a la presidencia municipal, José Ramón Amieva, “le vienen chicas” las recomendaciones del Sector Salud en cuanto al riesgo de contagio a Covid-19. El jueves un carro de perifoneo recorría la cabecera municipal, con una invitación a toda la población para acudir a una reunión con el candidato en una bodega de esa zona.

El mensaje, que se repitió durante horas, agregó que al final del evento político habría un convivio.

Así que del número de asistentes recomendado y de los actos en lugares cerrados el candidato y su equipo ni se acordaron.

QUÉ BONITA FAMILIA

Las campañas electorales en México y en Hidalgo son únicas y maravillosas. En ellas pueden votar los muertos, los vivos varias veces, pueden dividirse las familias, acabar las amistades, haber divorcios pero también existen las reconciliaciones.

Resulta que en Tasquillo, el candidato a la presidencia municipal del PESH, Beto Sánchez (por cierto exalcalde del PRD) ya se reconcilió con su exesposa Míriam Ramírez.

Lo interesante es que Míriam Ramírez acaba de terminar su período de alcaldesa por el PRD, al cual llegó hace 4 años, después de que su exesposo Beto Sánchez culminará su gestión.

Así que la pareja piensa que uniendo fuerzas, nuevamente, conservarán la titularidad del municipio o al menos eso intenta.

Lo que no han explicado es si Míriam Ramírez dejará al PRD como lo hizo su hermano, también expresidente municipal y su exesposo, todos precisamente al concluir sus períodos.

¿Y AHORA?

Ahora que el Tribunal Electoral del Estado (TEEH) determinó que Ricardo Baptista no puede ser candidato a la presidencia de Tula porque no solicitó licencia a su cargo de diputado local con los días de anticipación requeridos, surge la duda de otros diputados en la misma situación.

Crisóforo Ramírez, del PESH, hizo lo mismo y al no conseguir abrigo en Morena se regresó al Congreso pero se declaró diputado independiente. Posteriormente volvió a solicitar licencia para que Nueva Alianza lo postulara para alcalde de Tianguistengo.

En Tizayuca, la diputada por Morena, Susana Ángeles hizo lo mismo, presentando una licencia cuando ya había vencido el plazo que marca la ley de 60 días para representantes populares y 90 para funcionarios públicos que deseen participar en un proceso electoral.