Furiosos muy rápido

Andrés Torres Aguirre

El sábado pasado se cumplieron dos semanas de campañas electorales en Hidalgo, donde el 18 de octubre serán elegidos 84 presidentas y presidentes municipales.

De un gran universo de once partidos con registro, candidaturas independientes y alianzas partidistas, el electorado hidalguense definirá a sus autoridades.

Pero, la enorme oferta política disponible en Hidalgo tiene sus bemoles, ser candidata o candidato significa una empresa en extremo complicada y en muchos casos hasta peligrosa.

Por ejemplo: luego de meses de jalones y trompones al interior de las organizaciones políticas, son definidos los abanderados que llegan al registro oficial ante el IEEH con un desgaste considerable.

Luego vienen las campañas en donde la lucha sigue con los correligionarios que no están conformes y con los adversarios de otros partidos. Finalmente, ganen o pierdan deben de cumplir con los compromisos adquiridos so pena de complicarse la futura existencia con énfasis en sus comunidades de origen.

Pero a 15 días de las actuales campañas políticas en Hidalgo, aún hay candidatos y candidatas que no inician su labor. Algunos ni un sólo evento, visita, recorrido han registrado y no porque su registro se encuentre en revisión ante la autoridad electoral.

Sabemos que hay candidatos que no van a trabajar, pero ya pactaron su apoyo a otras expresiones políticas y «perdiendo, ganan».

Pero de aquellos que si participan honestamente en la contienda hay algunos que van a dar la sorpresa.

Precisamente, se dieron a conocer los primeros resultados sobre las encuestas del arranque de las campañas.

Los malos resultados fueron evidentes y de inmediato se hizo un llamado al orden, incluidos ajustes en equipos de campaña, estrategias y hasta líneas discursivas se modificaron.

Hay una instrucción muy clara que centra la lucha electoral en 20 municipios considerados de alta prioridad, 10 de media y otros 10 de baja, pero todos en la mira de obtener victorias para la oficialidad.

Vendrá un nuevo impulso a las campañas, los tres principales partidos en Hidalgo, PAN, Morena y PRI, refuerzan sus equipos, las primeras encuestas marcan los lugares donde se concentra la participación ciudadana y también la base del poder político.

Del resultado de la próxima elección municipal, no de otra, se definirá en gran medida la sucesión gubernamental. Es por eso que el golpe de timón dado el fin de semana en el tricolor llega a tiempo para darle la fuerza y velocidad que el proyecto requiere.

Twitter: @bamtorre

                 @vocales_radio