Inclusión, deuda de la democracia

DANIA RAVEL

 A pesar de los avances que se han logrado, la inclusión sigue siendo una deuda democrática en la que se tiene que trabajar de cara al Proceso Electoral más grande y complejo de nuestra historia, afirmó la consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), Dania Ravel.

Durante su participación en un diálogo con la Asociación de Tribunales Electorales de la República Mexicana (ATERM), manifestó que, aun cuando se han dado pasos agigantados desde 2014 para garantizar la participación de las mujeres en política, todavía hay otros sectores que deben ser atendidos.

“Resulta inconcebible un sistema democrático que no contemple a todos los actores de la sociedad, no podemos hablar de una democracia completa o total cuando aún existen personas que son sistemáticamente discriminadas e invisibilizadas en los espacios electorales con cualquier pretexto, ya sea por género, origen étnico, orientación sexual o por vivir con una discapacidad”, dijo.

Recordó que desde el INE se han realizado varios esfuerzos de inclusión que van desde la cuota indígena, acciones para garantizar el voto sin discriminación de la comunidad trans, reforzar y focalizar los principios de paridad, entre otros, al considerar que el ejercicio pleno de los derechos político-electorales es una forma de visibilizar estos sectores y sus necesidades. 

No obstante, reconoció que los comicios del próximo año enfrentarán un reto para hacer realidad la reforma constitucional de paridad aprobada en 2019 ante la falta de una ley secundaria que tenía que estar lista antes de junio de 2020 y partiendo de que aún no se ha logrado una paridad real en la postulación de todos los cargos de elección popular. (Staff Crónica Hidalgo)