Una semana

Andrés Torres  Aguirre

El próximo lunes tendremos resultados preliminares sobre la elección municipal y la primera apuesta es para determinar el porcentaje de atención.

Luego del aplazamiento que obligó la pandemia por Covid-19, la ciudadanía hidalguense recibió una sobredosis de propaganda política, la mayor parte a través de las redes sociales y por tanto se espera baja participación en las urnas.

Porque si bien las redes sociales «son lo inn», también es cierto que la frivolidad, falta de seriedad y rigor en la información atrae a un público que gusta de esas plataformas pero no participa en eventos sociales verdaderos como una elección.

Al final de las campañas, los candidatos y las candidatas se convencieron de que innovar o experimentar en este momento es poco redituable por lo que las últimas semanas se volcaron a las calles para encabezar recorridos, visitas y eventos donde el contacto físico es la constante.

En muchos municipios los estrategas electorales promovieron una “guerra sucia” para quitarle fuerza a los contrincantes pero nadie analizó que si buscaban atraer a ese amplio sector que no vota en las elecciones, ahí conseguirían muchos más votos. 

La baja participación, división partidista, alianzas mezquinas de última hora serán los primeros factores de la elección del 18 de octubre. 

Posteriormente se confirmará que con los proyectos serios, el trabajo electoral formal se impondrá.

El mapa político de Hidalgo se va a mover, el PRI tentativamente recuperará varias alcaldías algunas más las conservará pero su mayor apuesta es la zona metropolitana de la capital. 

Morena demostrará que aún tiene suficiente impulso para ganar claramente pero también pagará el costo de abrirle sus puertas «al cascajo» político. 

El PAN va a mantenerse en la pelea y tendrá enquistado al PRD, un partido sin dirigencia, sin proyecto pero lleno de ambición. 

Los demás, o ya firmaron acuerdos ante notario para intercambiar posiciones en los ayuntamientos o se conforman con alcanzar los votos necesarios para incluir algunos regidores. 

Por cierto, la Ley Electoral permite cambios en las planillas municipales hasta un día antes de la elección. Por tanto, candidatos y candidatas se van a registrar como regidores de «representación proporcional » y como premio a su participación electoral se van a colar a las nóminas municipales. 

 

Twitter: @bamtorre

                 @vocales_radio