Distinguido candidato

David López

 El día de las votaciones municipales ha llegado, 84 oportunidades para mejorar las condiciones de poco más de 3 millones de hidalguenses, con un escenario de Covid-19, razón por la cual asumo mi derecho a sufragar con la primera responsabilidad, cuidar las medidas sanitarias necesarias.

La segunda responsabilidad, es sacudirme de la saturación de propuestas demagógicas de campaña que desbordan la realidad de los presupuestos públicos; es justo ahí, donde puedo identificar la factibilidad de tus propuestas como candidato; ese pequeño margen de conciencia me permite considerarte como la mejor decisión en la urna, pues comprendo que esta afectará directamente nuestro contexto personal y familiar. Te quiero recordar, que como buen gobierno municipal, deberás atender las necesidades básicas prioritarias antes que la esfera estatal o federal; tus funcionarios trabajarán por garantizar las mejores condiciones de servicios públicos como agua potable, alcantarillado, alumbrado, seguridad, etcétera, así como acordar desde el órgano colegiado del ayuntamiento, el bando de policía y gobierno que regulará las actividades comerciales, sociales y administrativas; además del presupuesto público que se aplicará para solucionar las carencias prioritarias de nuestras colonias, localidades y comunidades; en resumen, implica no solo elegirte en la Presidencia Municipal, también estoy votando por Síndico y Regidores de tu planilla, con quienes establecerás las decisiones para defender los intereses y progreso de nuestro municipio, de lo contrario, nuevamente solo quedarán en buenas intenciones de campaña.

Finalmente, tengo en mis manos la responsabilidad de identificarte por tus virtudes, te he elegido como la mejor opción de todos quienes aspiran gobernar las esperanzas de nuestra confianza ciudadana. Estoy construyendo, en suma, un escenario democrático, en donde los miembros de los ayuntamientos deberán esforzarse por entregarnos un municipio libre del desencanto social, un buen gobierno de resultados, humanista, incluyente y transparente para que al concluir su periodo, les exijamos recibir un municipio digno y mejor, pero nunca menos, a como lo recibieron. Atentamente, un libre elector. (Agradezco a Christian Falcón Olguín, por la elaboración de esta columna).