Preservar salud, la prioridad

Reabrir camposanto en Bella Airosa depende de cambio de naranja a amarillo en el semáforo de riesgo epidemiológico

 Opción de reabrir el Panteón Municipal de Pachuca, para los festejos del Día de Muertos, depende del cambio de naranja a amarillo en el semáforo de riesgo epidemiológico, así como a la aprobación de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Copriseh) y a la autorización de los vocales del cabildo capitalino.

Puntualizó el Concejo Municipal Interino de Pachuca que aunque es una de las celebraciones de mayor arraigo, preservar la salud de las y los pachuqueños es prioridad.

Destacó que en cada una de las disposiciones que ha venido adoptando se ha puesto por delante la salud y el interés de la sociedad.

Recordó que el color naranja, en el que permanece Hidalgo en el semáforo epidemiológico prevé, además de las actividades económicas esenciales, que las actividades económicas no esenciales trabajen con el 30 por ciento (%) del personal, siempre tomando en cuenta las medidas sanitarias de sana distancia, lavado constante de manos, estornudo de etiqueta, uso de cubrebocas, y una consdtante higiene.

En esta fase también se establece que se abrirán espacios públicos con un aforo restringido. En cambio, en semáforo amarillo todas las actividades laborales están permitidas, cuidando a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de coronavirus.

Además en amarillo «el espacio público se abre de forma regular, y los espacios públicos cerrados se pueden abrir con aforo reducido».

Por tanto, el Concejo Municipal Interino de Pachuca subrayó  que sólo en caso de que Hidalgo pase a fase amarilla, de que la Copriseh así lo determine y de que los vocales avalen una apertura restringida y con los máximos cuidados sanitarios se autorizará que en el Panteón Municipal de Pachuca se conmemore el Día de Muertos. (Milton Cortés)