Vergüenza

Andrés Torres Aguirre 

La elección municipal, verificada este domingo, tendrá elementos más que de sobra para ser recordada con especial interés en la historia de Hidalgo. 

La presencia de una pandemia denominada Covid-19, llevó a las autoridades electorales a suspender el proceso y aplazar el día de la elección, porque la agresividad del virus, del cual aún no se conoce vacuna, ponía en riesgo la vida de personal electoral, candidatos y ciudadanos. 

Fue tal el peligro en el que se enmarcaron las campañas, con todo y modificaciones ordenadas por los expertos en Salud, que varios candidatos y candidatas se contagiaron, incluso uno murió; sin que hasta el momento exista una medición exacta sobre el número de contagios originados en este lapso ya que el periodo de incubación para el virus en humanos es de 14 días. 

Otro aspecto que marcará el proceso electoral para renovar los 84 ayuntamientos de Hidalgo 2020, será la violencia rampante. 

Como nunca, las redes sociales fueron el escenario de amenazas, descalificaciones, acusaciones y ataques entre partidos y candidatos. 

La violencia política haca las mujeres fue una constante que patentizó la falta de una cultura de tolerancia, equidad e igualdad entre la sociedad hidalguense. 

Finalmente, la abundancia de partidos políticos, 11, más candidaturas independientes y comunes dio como resultado una sobreoferta casi imposible de presentar ordenadamente al electorado. 

Esa misma sobre oferta, pauperizó las ideologías políticas y llevó a la mayoría de las planillas registradas a un comercio descarado de intereses para conseguir el poder a toda costa. 

La compra de votos, la operación que tradicionalmente se atribuía a un solo partido, se extendió a otros organismos políticos que sin sombra de pudor operaron antes y durante el día de la elección. 

Aquí la última de las características de la elección municipal Hidalgo 2020: Dadas las irregularidades cometidas por la mayoría de los partidos políticos desde la selección de candidatos hasta la coacción al voto, la de ayer será la elección con más recursos de impugnación en los órganos jurisdiccionales y los resultados preliminares serán un chiste sin gracia en comparación con las volteretas que darán una vez que los tribunales decidan quién gana y quién pierde. 

La ciudadanía fue, una vez más, sólo la vía, pero no la meta de los que serán las nuevas autoridades municipales en Hidalgo. 

  

 

Twitter: @bamtorre

                 @vocales_radio