Administración del derecho

 David López

 La administración del derecho es la contraparte que permite el equilibrio entre el abuso del poder y la tiranía en contra de los gobernados. A saber: el derecho de asociación está consagrado en el artículo 9º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: “No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito; pero solamente los ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país. Ninguna reunión armada, tiene derecho de deliberar…» El habeas corpus es una garantía que busca proteger a los ciudadanos de detenciones y arrestos ilegales. El habeas corpus es un principio legal que proporciona la garantía de poder comparecer de forma inmediata y pública ante la autoridad para que este determine si el arresto fue o no conforme a la legalidad. El juicio por jurado, en teoría, debe garantizar una total imparcialidad. Su veredicto tiene como principal característica la unanimidad ya que solo un voto en contra, pone en duda el proceso. El recurso de apelación es un medio de impugnación donde se busca que un tribunal de jerarquía mayor solucione conforme a derecho la resolución del inferior. Finalmente, el juicio de amparo es un procedimiento de control judicial regulado por la Ley de Amparo, es un medio de control de constitucionalidad, convencionalidad, dignidad humana y derechos humanos, al tenor de la leyenda: «El amparo protege a las personas frente a normas generales, actos u omisiones por parte de los poderes públicos o de particulares en los casos señalados en la presente Ley”. La administración del derecho en teoría está construida para garantizar la impartición de justicia dentro de un país que goce o presuma de democracia, sin embargo, esta suposición queda rebasada muchas veces por el poder económico y el tráfico de influencias que pone al mejor postor la libertad injusta o la cárcel inmerecida. (Agradezco a Lyzandro Francisco Herrera Hernández la elaboración de esta columna).