Morderse la lengua

Andrés Torres Aguirre

Las pasadas elecciones municipales en Hidalgo son, por mucho, las más polémicas de los últimos años.

La ya de por sí dividida sociedad hidalguense, que cada vez hace menos y opina más, ahora se manifiesta porque no entiende o no quiere digerir que los resultados fueron diferentes a lo que deseaban.

Con interés reviso las declaraciones de vencedores y la visión de los vencidos (Miguel León Portilla dixit), plagadas de acusaciones, denostaciones y hasta insultos, motivados porque no ganaron o porque no son buenos ganadores.

Especialmente me refiero a esas y esos ex candidatos que acusan a la prensa de ser corrupta, vendida, poco profesional y hasta culpable de sus rotundos fracasos electorales.

Siempre los medios de comunicación y en especial la prensa ha sido señalada por su intrincada relación con el poder. Desacreditado el periodismo si no es favorable pero enaltecido si converge con los intereses.

En las recientes elecciones, los argumentos contra la prensa llenaron y aún saturan las redes sociales. Pero nadie dice si estos comentarios, la mayoría muy severos y hasta groseros se sustentan en experiencias personales, investigaciones o en alguna clase de prueba. Solo acusan y de repente evaden con frases como «con honrosas excepciones».

He visto pasar muchos años en este oficio y decenas de procesos electorales, cada uno en su circunstancia, cada uno con un origen y destino diferente. En todos, la prensa siempre fue calificada como deficiente y corrupta.

Pero la prensa es únicamente una actividad humana, un oficio social que toma de sus individuos elementos para desarrollarse.

Luego entonces, la sociedad es corrupta, deficiente como lo es su prensa; los partidos políticos toman de esa misma sociedad a sus militantes, a sus candidatas y candidatos.

Los ganadores de las pasadas elecciones vienen del mismo lugar de donde salieron los que hoy trabajamos en los medios de comunicación y algo que parece que no tienen claro los perdedores ya sea porque no tienen capacidad de entender o porque es más fácil quejarse que trabajar, ellos también.

 

Trabajo

 

 El CEN del PRI confirmó que Carolina Viggiano Austria nombrada presidenta de la Comisión Nacional para la Postulación de Candidaturas.

Después de las victorias del tricolor en las elecciones de Coahuila e Hidalgo, entidades donde la ex diputada federal dejó testimonios de su trabajo, la dirigencia nacional dio el primer paso hacia el proceso electoral del 2021.

La Comisión que tendrá a su cargo Carolina Viggiano, tendrá como como encomienda de proponer, con base a los estatutos del PRI, a los mejores perfiles para encarar la próxima contienda.

Desde la perspectiva del tricolor y de un seguimiento y crecimiento natural de una carrera en el servicio público y en la política hay que tener en perspectiva a Carolina Viggiano como un activo para la elección de Hidalgo en 2022.