Consulta popular

David Tenorio

El gobernador de Jalisco Enrique Alfaro de manera reiterada ha estado enfrentándose al Gobierno Federal, ayer declaro que “iniciará el proceso para que se realice una consulta popular para que la gente decida si Jalisco permanece en el pacto federal”, ya había amenazado en anteriores ocasiones con romper el pacto fiscal con la federación con el argumento de enfrentar independientemente la crisis por el Covid-19.

Lo que pretende es dejar de dar impuestos locales al Gobierno federal. Los argumentos en que se apoya, es un convenio que data de 1978, donde se establece que la Federación se queda con el 80% de los fondos participables y entrega sólo el 20% a las entidades.

¿Enrique Alfaro podría arbitrariamente romper el pacto fiscal? Tal decisión traería como consecuencia una menor participación en la recaudación federal, el efecto es el contrario al que el mandatario desea. Lo que ocasionaría que tendría que aumentar y generar nuevos impuestos estatales.

Pero además se requiere una reforma constitucional. Casi nada, ya que se necesitaría que el Congreso de la Unión, a través de cada una de sus dos Cámaras, apruebe por el voto de las dos terceras partes de los legisladores presentes, las reformas o adiciones. Y que estas reformas o adiciones sean aprobadas por la mayoría absoluta (la mitad más una) de las legislaturas de los estados. 

El anuncio fue hecho para impactar más en el campo mediático, ningún estado puede separarse del pacto federal», el contenido de los artículos de la Constitución mexicana que van del 40 al 45, establecen la forma de gobierno con carácter federativo de la República y la soberanía de los estados «en todo lo concerniente a su régimen interior».

De momento se ve que la consulta anunciada solo busca beneficios electorales, no olvidemos que el año entrante habrá elecciones.