CALAVERITA A LAS CATRINAS

AMIRA CORRALES

Fechas de disfrutar nuestras tradiciones

que han perdurado a través de los tiempos,

y que mucho a las mujeres debemos,

la comida y el regocijo en los panteones.

A las mujeres mexicanas, tesoneras,

tan trabajadoras y excelentes cocineras,

que mucho merecen su mención

en el nombre de la tradición.

Por ese motivo, día de muertos

también es día de muertas.

Porque las que se han ido

de lenguaje sexista han sufrido.

En la vida y en la muerte,

su pena no sólo es la invisibilización,

sino el vivir en una sociedad inerte

de harta imposición.

Mujeres violentadas y asesinadas.

que dejan familias de luto.

Hijos e hijas abandonadas

por asesinos tallados en bruto.

Las desapariciones aumentan la lista

ante un gobierno indiferente,

 las encuentran en fosas de tiza

por la movilización de la gente.

Mucho habla mal de un país

que desprecia a sus mujeres,

corta y destruye la raíz,

de sus más hermosas flores.

Madres, novias e hijas

Se encuentran desaparecidas,

los corazones se quiebran

mientras vuelan sus cenizas.

¿Qué necesitas México,

para preservar lo más querido?

A las hembras haces añico

Y lo más valioso se te ha ido.

Regresa tu mirada perdida

Sobre tus valles y montañas,

Las presencias femeninas

Vuelan al tintinear de las campanas.

Que la sangre que hoy te tiñe

sea la tinta que te guie,

para encumbrar lo más valioso

hacia un camino provechoso.

Que la tierra que cultivan,

gustosa no las reciba,

mejor que soporte sus pasos

y no las deje a la deriva.

Que la familia que alimentan

sea siempre su guarida,

que a amar y valorar aprendan,

a la mujer que es elíxir de vida.

Que la semilla que brindan

permita el florecimiento

de generaciones que blindan

el femenino aniquilamiento.