La izquierda y sus acuerdos

Leonardo Herrera

El Partido de la Revolución Democrática recuperó en Hidalgo el lugar por el que históricamente lucha desde su creación, la segunda fuerza política-electoral y desplazo a uno de sus principales adversarios MORENA y a su aliado el Partido Acción Nacional (PAN) a la tercera y cuarta posición, con maniobras inteligentes, integración de liderazgos regionales en varias zonas del estado y acuerdos con los principales actores políticos.
Su actual dirigente Héctor Chávez Ruíz creció entre líderes perredistas hábiles para construir alianzas, generar pactos y transitar entre negociaciones incluso con el propio Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue incluso testigo de la intentona de crear la gran alianza opositora “Hidalgo Nos Une” entre PAN, PRD, PT y Convergencia que llevó como candidata al gobierno del estado en el 2010 a Xóchitl Gálvez Ruiz que a la postre perdió con Francisco Olvera que encabezaba la alianza “Unidos Contigo” del PRI, PVEM y Nueva Alianza.
A Chávez Ruiz no le fueron ajenas las mesas en las que participaba Luciano Cornejo y Pedro Porras, muchas de ellas en la sede de la oficina de la política interna estatal, donde se tejieron las formas de participación electoral, construcción de candidaturas y el propio rechazó de otras para dejar libre el camino.
Con toda esa experiencia de haber pasado y convivido de cerca con líderes y fundadores del sol azteca, el recién electo dirigente perredista  enfrentó el proceso electoral municipal, capitalizo a tiempo el desaseo interno y el rechazo de aspirantes que hizo MORENA, se alió nuevamente con el PAN y recurrió a cuadros que ya tenían varias carreras electorales corridas y consiguió lo que nadie apostaba,  regresar a la segunda fuerza y desplazar al partido que hoy tiene mayoría en el congreso local.
En los próximos meses se podrá confirmar si la estrategia de Chávez Ruiz podrá llevarlo a construir una real fuerza opositora para el 2022 o sólo fue parte de la coyuntura política que también se vivió en las pasadas elecciones, pero lo que es tangible por ahora es que en sus manos tiene casi el 30 por ciento de la población que votó el pasado 18 de octubre en el estado.
De mi tintero… Ya que andamos en asuntos electorales, el que ha mostrado una estrategia y llevar un paso adelante es Benjamín Rico, quien comenzó una campaña de agradecimiento y regreso a las comunidades y colonias que fueron vitales para el triunfo de la formula priista en la capital, lo que generó muy buenas reacciones entre el electorado, pues dicen es el único hasta ahora… Por cierto, ya que el INE anda con eso de restringir al acceso a candidaturas a deudores de pensión alimenticia y condenados por violencia intrafamiliar o delitos sexuales, debería comenzar por investigar y resolver los casos que tienen en su propia casa en Hidalgo y vaya que son varios los expedientes, pero se han convertido en encubridores… 

 

Twitter: @herreleo