DE PORTADA

Sin importar los protocolos de sanidad, como el uso de cubre bocas, aplicarse gel antibacterial y la sana distancia, cientos de feligreses acudieron al Templo Sonorita en Pachuca, para el festejo de la Santa Muerte, algunos de ellos se les pudo observar ingiriendo bebidas embriagantes y fumando sustancias ilícitas.