RITUAL

 David López  

Primera de dos partes.- Uno de los aspectos más importantes dentro de las Escuelas de Misterios son los rituales. En general la idea que se tiene sobre estos, tiene que ver con los que podemos ver en la iglesia o en la televisión, en los rituales caricaturescos de brujería u otros de diversas religiones o actividades más o menos “mágicas”; sin embargo, los rituales que tienen que ver con estas órdenes iniciáticas son muy poco conocidos, en realidad, totalmente desconocidos, ya que impera el secreto o juramento de silencio.

Un ritual es una serie de acciones realizadas principalmente por su valor simbólico. Su finalidad es demostrar el poder de quien realiza el ritual, integrar a ciertos individuos a la comunidad o vincularse con la religión y la espiritualidad. Se tienen registros de rituales en Europa realizados por los celtas, una antigua cultura que se caracterizaba por adorar y venerar a la naturaleza. La mayor parte de los rituales que realizó este grupo fueron dedicados a ella. Otra definición de ritual que se acerca es la de una «meditación en movimiento». El ritual es el lenguaje que mejor entiende el subconsciente por sus símbolos arquetípicos. En el ritual, el hombre se comunica consigo mismo y con su medio ambiente a través de símbolos y participa en este medio ambiente a través del ritual. En lo coloquial, los saludos, despedidas, actividades sociales de todo tipo, reuniones de todas clases, bodas, funerales, fiestas, nuestras formas particulares de comer, de vestirnos, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos nuestra vida es una sucesión de rituales. Pero no solo el hombre vive dentro de un perpetuo enlazamiento de rituales, también las plantas y animales siguen pautas de conducta y leyes definidas; los electrones, la luna, la tierra, la galaxia, todo cuanto conocemos y vemos se mueve en una progresión ordenada. (Agradezco a Lyzandro Francisco Herrera Hernández la elaboración de esta columna)